Algas nori, beneficios llegados del mar

Síguenos

algas nori.jpg

El auge de la cocina asiática es evidente, y es que son muchos los beneficios que nos brindan unos alimentos milenarios llenos de nutrientes con muy poco aporte calórico.

Un ejemplo son las algas, concretamente las llamadas nori, que son la base de muchos platos por sus múltiples beneficios para nuestra salud, y es que su alto contenido en yodo y en vitaminas esenciales para el organismo las convierte en un ingrediente importante.

El consumo de este tipo de algas ha aumentado desde que se han descubierto sus beneficios culinarios. Y es que son una fuente natural de minerales como calcio, fósforo, azufre, flúor, hierro, magnesio, cinc… imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo.

Pero es destacable su alto contenido en sodio y yodo. El sodio, que se encuentra en altas dosis, es el responsable del sabor intenso de este tipo de algas, que se usan como saborizante en muchos platos. Aunque en personas con una dieta hiposódica no es recomendable su uso.

El yodo que contienen las algas nori es un oligoelemento indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides que ayuda al crecimiento y al buen funcionamiento del metabolismo, mejora la agilidad mental y toma parte en el metabolismo de las grasas. Aunque no debemos abusar de este mineral, pues su exceso puede provocar un hipertiroidismo en el que la glándula tiroides funciona de forma anómala.

Además, las algas nori contienen altas dosis de vitamina B12, fundamental para el buen funcionamiento de órganos como el hígado, riñones… Pero junto a esto no debemos pasar por alto su alto contenido en proteínas primordiales para el crecimiento muscular y la fabricación de tejidos.

Este tipo de algas son un alimento importante en dietas vegetarianas pues constituye un aporte extra de nutrientes. No debemos olvidar la importancia biológica de las algas por su pureza y origen, aunque cada vez su popularidad está creciendo más y se están realizando cultivos artificiales de algas.

En Vitonica | ¿Carencia de minerales? Apuesta por las algas
En Vitonica | ¿Las algas se comen?
En Vitonica | Espirulina, el alga de los deportistas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario