Una piel bella a través de los alimentos

Síguenos

belleza.jpg

¿Cuántas veces hemos escuchado qué somos lo que comemos? Se trata de una frase muy utilizada en nuestro día a día, y es que es totalmente cierta, ya que nuestra dieta determinará enormemente nuestro aspecto físico, y no solamente a nivel de peso, sino que también nos ayudará a aparecer radiantes y perfectos en cualquier momento.

Desde siempre la alimentación ha sido la principal fuente de nutrientes del organismo. Dotar a nuestro cuerpo de todo lo que necesita para realizar sus funciones vitales es esencial, y por esto tenemos que cuidar mucho lo que ingerimos. Pero no solamente la alimentación nos va a permitir tener una buena salud, sino que también nos ayudará a conseguir lucir radiantes con una piel en perfectas condiciones libre de impurezas. Y es que para ello no tenemos nada más que seguir y adoptar unos sencillos consejos.

Para mantener una piel bonita es esencial que la dotemos desde dentro de los nutrientes necesarios. Aportar a las células los aceites esenciales y nutrientes necesarios para mantenerlas jóvenes por más tiempo es fundamental. Para conseguirlo debemos incluir en nuestra dieta ácidos grasos como los que nos aporta el aguacate, el aceite de oliva, el aceite de borraja o el aceite de onagra, que dotarán a nuestra piel de luminosidad, elasticidad y bienestar. El huevo es otro aliado de la piel, ya que debido a su alto contenido en la proteína biotina, es un alimento que dota de belleza tanto a la piel como al cabello.

Incluir en nuestra dieta este tipo de alimentos es fundamental, lo mismo que una correcta hidratación, y es que la piel está en constante transpiración perdiendo líquidos a través del sudor, por lo que es conveniente que repongamos esta pérdida para evitar que los niveles de hidratación del cuerpo bajen. Beber agua constantemente evitando tener sed es lo fundamental para mantener una piel hidratada.

Externamente los alimentos también nos pueden ayudar a mantener una piel bonita. Para acabar con la suciedad y las bacterias es ideal aplicar miel sobre la piel acompañada con unas gotas de zumo de limón, ya que de esta manera conseguiremos mantener una piel más limpia sin dañarla con productos químicos. Lo mismo sucede a la hora de exfoliar, los alimentos nos brindan diferentes posibilidades, como la utilización de fresas machacadas, ya que las pepitas ayudarán a acabar con las impurezas, y la vitamina C de esta fruta nutrirá la piel.

Ingerir alimentos ricos en vitamina C es esencial para mantener las células nutridas y en perfectas condiciones, ya que se trata de un antioxidante natural que evita el envejecimiento prematuro de la piel y las posibles enfermedades que se derivan de este hecho. Además, consumir alimentos ricos en levadura de cerveza, como los cereales integrales, nos ayudarán a mantener una piel y un cabello radiantes por más tiempo.

Una buena mezcla para lograr una piel hidratada es ingerir productos lácteos fermentados como el yogurt o el queso fresco, que junto a la avena representan uno de los alimentos más nutritivos e hidratantes para la piel, ya que nos ayudará a conseguir aumentar su luminosidad y elasticidad.

Es muy importante que dotemos a nuestra piel desde dentro y mediante la alimentación de los nutrientes que necesita para estar en forma, pero no debemos pasar por alto que también es necesario mantener una correcta higiene de la misma mediante limpiezas diarias y exfoliaciones semanales para acabar con las células muertas que empeoran la oxigenación y la salud de la piel.

Imagen | SXC

En Vitonica | Recupera tu piel después del verano
En Vitonica | Aceite de rosa de mosqueta para estar siempre joven
En Vitonica | Una dieta sana, la fuente de la eterna juventud

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario