Análisis nutricional de las salsas más usadas: mayonesa, mostaza y ketchup

Síguenos

salsas


Entre las salsas más consumidas por nosotros se encuentran la mayonesa, el keetchup y la mostaza, todas ellas de composición diferente y por ende, sus nutrientes, calorías y efectos en el organismo tan bien son distintos.

Para conocer un poco más de qué se tratan éstas salsas o aderezos, realizaremos un análisis nutricional acerca de la mayonesa, el ketchup y la mostaza para que al momento de optar por una de éstas, puedas hacerlo con fundamento y saber cuál de las tres alternativas se adecua más a tu dieta.

En primer lugar, la mayonesa está elaborada a base de huevo y aceite. Constituye una emulsión en la cual predominan las grasas, que si bien son de buena calidad, elevan significativamente el valor calórico de la misma, pudiendo llegar a las 700 calorías por cada 100 gramos. El nutriente virtuoso de la mayonesa es el ácido graso linoleico que se encuentra en el aceite así como los fosfolípidos del huevo y sus vitaminas.

No obstante, una mayonesa tradicional ronda los 75 gramos de grasa por cada 100 gramos de producto, mientras que las opciones bajas en calorías pueden tener menos de la mitad. Por eso, al momento de elegir no hay que olvidar el alto porcentaje de calorías que ésta salsa puede aportar, mayormente a expensas de grasas saludables que son necesarias, pero en poca cantidad.

Respecto al ketchup, podemos decir que se trata de una de las salsas más sabrosas, ricas en vitaminas, minerales y con pocas calorías, ya que por cada 100 gramos podemos alcanzar las 120 calorías con muy bajo contenido graso, alto porcentaje de vitamina A y carotenos saludables como el licopeno. Asimismo, el nutriente principal son los hidratos, a veces, simples por su aporte de azúcares. Sin embargo, el ketchup tiene un gran porcentaje de agua y muchas vitaminas, minerales y antioxidantes que disfrutar.

Su único aspecto negativo es el alto contenido de sodio que supera el gramo por ciento y si abusamos de ésta salsa, el aporte de sal no será menor en la dieta.

Cuando analizamos la mostaza, podemos ver que es, de todas las salsas, las que más contenido de proteínas posee (7%), siendo éstas y las grasas (8%) sus nutrientes principales derivados de las semillas que además proveen a éste aderezo alto contenido de selenio, vitamina C, potasio y fósforo. Su aporte calórico no es significativo y sus grasas son predominantemente ácidos grasos monoinsaturados buenos para la salud.

Al igual que el ketchup, su aspecto negativo es el elevado contenido en sodio que ronda los 3 gramos por ciento en éste caso.

Como podemos ver, tenemos aspectos marcadamente diferentes entre éstas tres salsas: la mayonesa es protagonizada por un alto contenido graso y calórico. El ketchup se caracteriza por su bajo contenido graso y su aporte de hidratos y vitamina A, mientras que la mostaza es rica en antioxidantes como el selenio y la vitamina A, rica en grasas insaturadas y proteínas derivadas de las semillas.

Para todos los gustos y necesidades, éstos aderezos pueden incluirse en nuestra dieta siempre y cuando se consuman como lo que son, con moderación y en el marco de una dieta saludable.

En Vitónica | Opciones saludables para aderezar tus platos
En Vitónica | Las salsas, un condimento que puede acabar con la línea
Imagen | Magerleagues

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios