Cocinar en horno microondas: aspectos a tener en cuenta

Síguenos

microondas


Muchas son las controversias que se han suscitado acerca del uso de horno microondas en la cocina, siendo los usuarios los más afectados debido a la falta de información o a los mensajes diferentes que recibimos a diario.

Para resolver un poco nuestras dudas acerca del uso de microondas, consideraremos algunos aspectos importantes a tener en cuenta para que la utilización de éste método de cocción sea seguro para la salud y no afecte la calidad nutricional de los alimentos.

En primer lugar, según la Organización Mundial de la Salud, los hornos microondas son seguros y convenientes para calentar o preparar alimentos si seguimos las instrucciones de uso del fabricante y tomamos algunas medidas preventivas para no quemarnos o exponernos a las microondas.

El diseño de los hornos asegura que las microondas se mantengan dentro del horno y la fuga de éstas sólo puede producirse si el horno microondas está dañado, sucio o modificado. Aún así, la energía puede ser absorbida por el cuerpo pero el daño térmico ocurriría solamente como consecuencia de largas exposiciones a niveles de muy alta potencia, es decir, muy por encima de lo que los hornos microondas generan en promedio. Igualmente, los usuarios deben controlar la integridad del horno y que la puerta selle correctamente y esté limpia.

Por otro lado, el calentamiento que el horno produce sobre los alimentos y su efecto, depende del horno, del contenido de agua, la densidad y la cantidad de alimento. Por ejemplo, en piezas muy gruesas, se puede producir una cocción desigual y así, no matar los microorganismos a causa del calentamiento insuficiente en algunas zonas, lo cual podría ser un riesgo para la salud.

Para asegurar una correcta cocción, debemos permitir que el calor se distribuya completamente sobre el alimento dejando que éste permanezca en el horno por un tiempo suficiente.

Se ha escuchado que el alimento se convierte en radiactivo, algo totalmente erróneo, ya que una vez fuera del horno, cuando éste es apagado, la luz no permanece y por ende, las microondas se apagan.

Usar el horno microondas es, en la actualidad, una gran ventaja, ya que su tiempo de cocción es menor, permite calentar alimentos en pocos minutos e incluso, en algunos casos conserva los nutrientes al semejar una cocción al vapor.

Sólo debemos tomar algunas precauciones para garantizar la seguridad del microondas y disfrutar de sus ventajas en la cocina. De esta forma podremos cocinar sano y en poco tiempo, sin sufrir quemaduras ni las consecuencias de cocciones riesgosas para el cuerpo.

Más información en | OMS
En Vitónica | ¿Se pierden nutrientes al cocinar con microondas?
En Vitónica | Cocinar con microondas ¿es bueno para nuestra salud?
Imagen | Wallslide

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios