Los niños consumen más calorías cuando comen fuera de casa

Sigue a

niña come

En los restaurantes, tanto si son de comida rápida como si no lo son, suele haber menús pensados especialmente para niños. Suelen servirse acompañados de algún regalo, postres dulces y apetitosos… en definitiva, que los niños suelen consumir exceso de calorías cuando comen fuera de casa.

En un informe realizado por la Universidad de Illinois, que se basa en un estudio desarrollado a lo largo de varios años, se refleja que cada vez es más frecuente que los niños coman fuera de casa, consumiendo mayor cantidad de calorías.

En el estudio se recolectaron datos sobre el uso de restaurantes de más de 4000 niños de entre 2 y 11 años y casi 4700 adolescentes de 12 a 19 años. Uno de los resultados obtenidos fue que al comer fuera de casa en restaurantes de comida rápida, los niños consumen 126 kilocalorías más al día.

Además, al comer fuera, ingieren un 13% más de azúcar, un 25% más de grasa saturada y un 17% más de sal de las cantidades recomendadas. En gran parte, esas calorías de más vienen de los refrescos azucarados

Las críticas tradicionales que se le han hecho a los restaurantes de comida rápida especialmente siguen presentes: fomentan el consumo de alimentos con exceso de grasa, sodio y azúcar. Ya sea en forma de salsas, refrescos azucarados, postres… Se estimula a ingerir en una sola comida una serie de alimentos que, de tomarse, sería aconsejable repartirlos a lo largo de toda una semana.

Se fomenta el consumo de las raciones grandes, ya sea publicitandolas más, ofreciendo alguna promoción o regalo, o poniendo poca diferencia de precio entre el tamaño normal y el gigante. Además, tampoco es raro la aparición de platos únicos que contienen más de 1000 calorías.

Las familias con menos recursos son las más proclives a consumir este tipo de productos, aunque todos sabemos que el sabor es agradable y suele gustar a niños de todas las clases sociales, por lo que una alimentación de este tipo realizada de forma contínua pone seriamente en peligro la salud de estos niños, que tienen más propensión a desarrollar ciertas enfermedades en la edad adulta.

Cuestión de educación

En Vitónica hemos tratado el tema de la obesidad infantil en diversas ocasiones. Hay mucha información sobre el tema, pero más o menos, por hacer un resumen rápido, podríamos decir que la clave es la educación.

Prohibir por sí mismo no vale, puesto que solo hará que el niño ansíe todavía más la comida prohibida, que será como un premio. La clave es enseñar a los pequeños a que hay alimentos que se pueden tomar a diario, y otros solo en ocasiones especiales.

La idea es aumentar el atractivo de alimentos saludables, como frutas y verduras. Buscar ideas para hacer recetas creativas con este tipo de alimentos, para que los niños aprendan a consumirlos con normalidad, no por obligación.

Pero para esto también es fundamental la educación de los padres. Deben ser conscientes de lo importante de inculcar hábitos saludables a sus hijos, tanto en alimentación como en estilo de vida. El ejercicio (moderado) y el cuidado de la alimentación deben ser una constante en la vida de una persona, y la edad infantil es ideal para adquirir este tipo de conductas.

Fuente | medlineplus

Imagen | Zitona

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario