Síguenos

cokezero.jpg

Muchas veces hemos oído el nombre de este compuesto, sobre todo a la hora de hablar de productos light y bajos en calorías. Pues bien, el aspartamo es un edulcorante que se introduce en los alimentos o bebidas para seguir dando ese toque dulce pero sin los efectos metabolicos y energéticos que provoca el azúcar.

Este compuesto fue descubierto en 1965 y está formado por por 2 aminoácidos, en concreto, la L-Fenilalanina y el ácido L-Aspártico. Una de las razones por las que se usa esta sustancia es porque resulta 200 veces más dulce que el azúcar.

El aspartamo tiene 4 kcal por cada gramo, y aunque esta compuesto por aminoácidos, sólo se necesita una muy pequeña cantidad para endulzar los alimentos, por lo que es considerado una sustancia no calórica, la energía que aporta no es significativa y por eso se desprecia.

Este edulcorante tiene un sabor parecido al del azúcar y potencia el sabor cuando se añade a los alimentos. Cuando se combina el aspartamo con otros edulcorantes bajos en calorías se produce una sinergia resultando en un mayor potencial dulce que los edulcorantes por si solos.

Suele utilizarse principalmente en las bebidas carbonatadas y en los cereales del desayuno así como en otros productos. Se puede encontrar en más de 6.000 alimentos y es consumido por alrededor de 200 millones de personas en el mundo. El aspartamo no se suele utilizar en productos sometidos a altas temperaturas ya que las proteinas se desnaturalizan en estas condiciones y los aminoácidos perderían su capacidad de endulzar.

En principio su consumo no supone ningún riesgo para la salud, excepto para aquellas personas con fenilcetonuria, que deberían restringir su consumo ya que el aspartamo contiene fenilalanina.

También se ha hablado sobre su posibilidad de provocar cáncer debido a unos resultados de ciertos estudios en roedores en los que se demostraba que efectivamente esto podría ser así. No obstante son estudios no aplicables en humanos y con nulo impacto en nuestra salud, ya que en estas investigaciones se trabajaba con dosis extremadamente altas de fenilalanina sobre los roedores.

Bibliografía I Manore, M. (2009). Sport nutrition for health and performance. Human Kinetics

Imagen I Daniel Y. Go

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios