Compartir
Publicidad

Cómo usar la música para mejorar tus tiempos en una carrera

Cómo usar la música para mejorar tus tiempos en una carrera
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que digo que a mí las carreras me gusta correrlas con los cascos puestos me encuentro con los mismos comentarios: "¿cómo puedes correr con música?", "te pierdes el ambiente, que es lo mejor de la carrera", "quítate los cascos para escuchar a tu cuerpo", etc. Yo lo valoro, y de verdad que lo he intentado, pero he comprobado que corro mucho peor sin música.

Y es que, al menos para mí, la música en carrera tiene varias funciones que me resultan imprescindibles tanto para mantener un buen ritmo durante la carrera siguiendo los BPM de las canciones como para llegar a la meta en buenas condiciones (si escucho mi respiración muy agitada me agobio y voy peor. Así es como la música me ayuda a mejorar mis tiempos de carrera.

Apps para mantener el ritmo deseado

Musica3

Utilizar la música correcta en una carrera es básico para poder mantener un ritmo concreto a lo largo de la misma. Modificando los BPM o beats por minuto de las canciones que vamos escuchando podemos influir en la frecuencia de nuestra zancada y, de esta manera, en nuestra velocidad.

Si lo que buscáis es mantener un mismo ritmo durante toda la carrera una app muy útil es Jog.fm (también podéis acceder a la versión web): introducís vuestro ritmo objetivo por kilómetro para la carrera en cuestión (podéis calcularlo aquí) y armáis vuestra propia playlist con las canciones que os sugieren.

Otra opción es utilizar una app como Rock My Run, que en su versión de pago nos permite adaptar el tempo de sus recopilaciones musicales al BPM que queramos, o incluso hacer que la música se sincronice a la velocidad de nuestros pasos o de nuestros latidos (siempre y cuando utilicemos un pulsómetro compatible).

Crea tus propias playlists de modo "artesanal"

Musica2

Ahora bien, si sois muy freakys (como yo) y necesitáis correr con vuestra propia música y no con las canciones que os ofrezca una app, os cuento cómo lo hago yo con dos métodos distintos.

La forma más sencilla es crear una sesión con Mixmeister o un programa similar: estos programas de mezclas (Mixmeister es el que se suele usar para crear las sesiones de spinning) detectan el BPM de cada canción y te permiten modificarlo (cámbialo solo ligeramente, o te expones a que las voces salgan "pitufadas") en función de la que necesites. Además, basta con colocar una canción al lado de la otra en el timeline para que el programa las mezcle de forma automática. Si tienes descargado el MixMeister en el ordenador, lo tienes muy fácil.

Si no tienes el MixMeister, la otra opción (que tampoco es demasiado complicada) es la siguiente: solo necesitarás descargar MixMeister BPM Analyzer, un programa de descarga gratuita para Windows y Mac que mide instantáneamente los BPM de cada tema. Introduce las canciones que quieras usar en tu playlist para la carrera para conocer su BPM y luego ordénalas tal y como te interesa que aparezcan durante la carrera.

Por ejemplo, si yo sé que para un 10K tengo que correr los primeros 5K a un ritmo más bajo y los 5K siguientes en progresión, utilizaré canciones que tengan un BPM un poco más bajo para los primeros 25-30 minutos, y luego iré subiendo progresivamente los BPM en los siguientes 20-25 minutos. ¿Es más laborioso? Sí, pero así puedo meter la música que a mí me gusta, incluidos artistas españoles que no suelen estar en las apps de música para correr.

Otras funciones de la música en carrera

Musica4

Por otra parte, como he dicho al principio, llevar los cascos puestos me ayuda a concentrarme mejor en lo que estoy haciendo y a no pasar tantos nervios (escucho música que ya conozco, que me es familiar y me hace sentir "más confortable") y además con los cascos no me escucho respirar de forma agitada. No es algo exclusivo mío: he hablado con más personas que les ocurre lo mismo, y que se ponen muy nerviosos cuando se escuchan una respiración más agitada de lo normal por correr un poco más deprisa que de costumbre (que se supone que es lo que harás en una carrera). Personalmente, en algunos entrenamientos sin música esa sensación de agobio me ha llevado a pararme cuando todavía podía haber hecho mucho más, y en una carrera no me arriesgo.

La útlima "función especial" de la música en carrera para mí es la de "reloj". Cuando estoy en una carrera, aunque lleve el pulsómetro no me gusta mirarlo: el trabajo ya lo he hecho en el entrenamiento, y prefiero salir a disfrutar (total, no voy a ganar). Pero si llevo una playlist que ya he utilizado en los entrenamientos sé alrededor de qué canción estoy en los 30 minutos o en los 45, y esto me ayuda a no despistarme demasiado.

Por todas estas razones, yo corro con música. Solo me queda recomendaros unos buenos cascos bluetooth, mucho más cómodos que los de cables para correr: yo he utilizado los Energy BT Sport y los Mpow Cheetah, y estoy muy contenta con el rendimiento de los dos.

Imágenes | iStock
En Vitónica | La mejor banda sonora para entrenar, según la ciencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos