Síguenos

pedaleando


Si eres amante de la bicicleta y no sólo la utilizas como medio de transporte sino también para trabajar tu cuerpo al aire libre o en medio de una clase de spinning en el gimnasio, un buen consejo que podemos darte cuanto estés en la bicicleta, es que no olvides relajar los hombros y no hundir la cabeza en medio de éstos.

Para prevenir molestias posturales y favorecer una buena curvatura de tu columna, lo mejor es relajar los hombros y no elevarlos por los lados de la cabeza de manera que ésta se hunda en el torso. Sobre todo cuando te coloques de pie para pedalear, ten en cuenta este consejo.

Con los hombros relajados también evitarás sobrecarga en cuello y espalda, favorecerás una columna erguida y podrás expandir mejor tu torax así como el diafragma para beneficiar la respiración.

Ya sabes para una buena postura y un eficiente trabajo en la bicicleta, no olvides relajar los hombros y no hundir la cabeza en medio de éstos mientras pedaleas.

Imagen | Lululemon athletica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios