Compartir
Publicidad

Bebidas deportivas, ¿sobrevaloradas?

Bebidas deportivas, ¿sobrevaloradas?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las bebidas deportivas o isotónicas, son fuente de azúcares, agua y electrolitos y por ello, muchos acuden a su consumo con la finalidad de hidratarse antes, durante o al finalizar un entrenamiento. Sin embargo, también estas bebidas son ingeridas con otros fines o en otros momentos no vinculados al entrenamiento, por ello, quizá las bebidas deportivas se encuentren sobrevaloradas.

Los usos de las bebidas deportivas

Más de una vez en el gimnasio he visto que tras unos pocos minutos de entrenamiento se destapa y bebe una bebida deportiva, o que en reemplazo de un zumo comercial, una mamá ofrece a su pequeño bebida isotónica.

Asimismo, dado el sabor dulce y frutal de este tipo de bebidas, muchas personas las emplean en reemplazo de refrescos colmados de calorías vacías, pues en este caso, no sólo tenemos azúcar sino también, minerales y un marketing admirable que nos habla de bebidas deportivos como opciones sanas y recomendables para el organismo.

La realidad es que muchas personas usan bebidas deportivas pero dan a las mismas un uso equivocado, pues su uso real o su finalidad es hidratarnos cuando realmente lo necesitamos, por ejemplo, cuando hemos entrenado duramente y sudado al punto tal que necesitamos reponer sodio, potasio, agua y energía que nos la da el azúcar.

Más allá de esto, muchos otros usos que habitualmente damos a las bebidas deportivas no son correctos ni recomendables.

Powerade 415710 1280

¿Están las bebidas deportivas sobrevaloradas?

Con un uso correcto las bebidas deportivas son verdaderamente útiles y de mucha ayuda para rehidratarnos de manera de no condicionar nuestro rendimiento a causa de la falta de líquidos y electrolitos ni tampoco, poner en riesgo la salud.

Sin embargo, las bebidas deportivas no son recomendables ni necesarias en cualquier caso, ni tampoco benefician la salud si se utilizan de forma incorrecta.

Es claro que una bebida deportiva es mejor que un refresco o que una bebida energética que contiene cafeína y taurina u otras sustancias estimulantes, pero darle a los niños bebidas deportivas o beberlas cuando no hemos trabajado ni 15 minutos en el gimnasio no es en absoluto necesario.

Su uso incorrecto puede favorecer caries en los pequeños por su contenido en azúcar o un sobreconsumo de calorías innecesario, o puede sobrehidratarnos y cargarnos de minerales como el potasio y el sodio que tampoco son buenos en exceso.

Por eso, el American College of Sports Medicine recomienda el uso de bebidas deportivas sólo para hidratarnos en esfuerzos prolongados e intensos, por ejemplo, de más de una hora de duración. Sólo en estos casos las bebidas deportivas pueden favorecer nuestro rendimiento, reducir la fatiga y cuidar el organismo de los efectos de la deshidratación, por ello, éste es el uso que deberíamos darle a las bebidas deportivas para obtener sólo beneficios de las mismas.

Las bebidas deportivas tienen una finalidad específica: favorecer la rehidratación tras un esfuerzo intenso y/o prolongado u otros eventos que pueden deshidratarnos, pero no son bebidas que podemos consumir como el agua de manera habitual, por eso quizá, estas bebidas están sobrevaloradas, ¿no lo creen?

Bibliografía consultada | ACSM y Nutr J. 2010; 9: 33., doi: 10.1186/1475-2891-9-33
En Vitónica | La mejor bebida deportiva según la actividad que realizas
Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos