Acaba con la sudoración excesiva

Síguenos

sudor.jpg

Muchas personas sufren un problema de sudoración excesiva que se agrava con la práctica de ejercicio, el estrés y las altas temperaturas. Este trastorno puede provocar en muchos casos un malestar continuo que puede derivar en complejos y rechazo social.

La sudoración excesiva es un mal que afecta a más del 5% de la población, y la cosmética actual no puede solucionarlo con los desodorantes ni con las fragancias que existen en el mercado. La mejor solución suele ser la higiene habitual que a la larga puede causar irritaciones cutáneas. Aunque cada vez existen más soluciones para combatir este problema, desde Vitónica vamos a repasar algunas de ellas.

El sudor se genera por las glándulas apocrinas que segregan feromonas con el único fundamento de atracción sexual. Estas glándulas suelen situarse en las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Un exceso de éstas es lo que produce la sudoración excesiva que suele localizarse en estas zonas y que tanto rechazo nos causa socialmente, suponiendo todo un problema.

Para solucionar este trastorno tenemos diferentes maneras. Por un lado podemos acudir a la fitoterapia en la que se utilizan remedios y plantas naturales para acabar con las molestias que causa el exceso de sudor. Las principales funciones de estos preparados son las de utilizar las plantas con fines fungicidas y bactericidas que eliminen el mal olor y la proliferación de estos organismos. Otra función que llevan a cabo es la de utilizar plantas con el fin de reducir la sudoración.

Dos plantas que podemos consumir en infusión son la encina, cuya hoja se prepara hervida en agua y es muy efectiva en la eliminación de bacterias causantes del mal olor. La salvia también se puede consumir en infusión y su uso está recomendado para evitar el exceso de sudor. De forma externa podemos aplicarnos preparados de tomillo y ciprés sobre las partes afectadas. Ambas lociones nos ayudaran a controlar el mal olor y la sudoración.

A pesar de tener de nuestro lado la botánica, la industria química está ahondando cada vez más en el tema y existen soluciones al exceso de sudor. La más utilizada actualmente es el uso de compuestos de sales de aluminio que podemos encontrar en desodorantes farmacéuticos y que ayudan a regular la secreción de sudor. Existen otro tipo de tratamientos más radicales y que se aplican es casos extremos como es el uso de la toxina botulínica o la extirpación de las glándulas productoras del sudor.

Todos estos tratamientos químicos deben estar supervisados por un especialista y se suelen aplicar en casos extremos en los que la sudoración sea un problema social que limite la vida de los afectados. Para casos más habituales lo recomendable es el uso de la fitoterapia, así como la ingestión de sustancias depurativas del organismo como el té, la cola de caballo…

Imagen | Flickr

En Vitonica | ¿Es el sudor un síntoma de estar en baja forma?
En Vitonica | Sudar no es adelgazar
En Vitonica | ¿Sudan igual mujeres que hombres?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios