Consejos generales para conseguir un cabello fuerte

Síguenos

pelo

Como vemos el verano se nos está escapando poco a poco de las manos, y es que Septiembre significa el final de una estación y el comienzo de otra, el otoño. Este cambio se nota en varias cosas como el acortamiento de los días, el descenso de las temperaturas, el regreso al trabajo y al estrés… Todos estos factores hacen que nuestro cuerpo acuse estos cambios, y muchos de ellos se acaban traduciendo en un empeoramiento de la calidad de algunas partes como el cabello, que en esta época del año puede verse afectado. Por ello queremos ver algunos consejos para evitar que éste padezca en esta época.

A la hora de cuidar nuestro pelo y fortalecerlo existen numerosos gestos que podemos llevar a cabo un correcto cuidado. Desde luego que el estilo de vida y los hábitos son esenciales a la hora de conservar una buena cabellera. Entre estos hábitos nos vamos a detener en la alimentación y en la higiene adecuada para hacer que nuestro cabello esté fuerte y sano en esta época del año en la que más suele padecer.

La alimentación

En primer lugar nos vamos a detener en algunos aspectos de la alimentación que hay que tener en cuenta. Desde luego que reforzar el cabello desde dentro para hacerlo más fuerte y evitar su caída masiva es esencial. Para comenzar recomendamos la ingesta de alimentos con alto contenido en vitamina A. Entre estos alimentos destacaremos verduras como la zanahoria, las ciruelas, las uvas… Todas ellas aportarán fuerza y vigor a nuestro cabello.

El aporte de vitaminas del grupo B es esencial a la hora de conservar por más tiempo el cabello. Entre los alimentos que contienen estos nutrientes en cantidades elevadas vamos a destacar los frutos secos, que son una de las fuentes más importantes que tenemos a nuestro alcance, así como los cereales integrales, que nos ayudarán a mantener un cabello más fuerte y sano.

Mejorar la circulación sanguínea

Conseguir una buena circulación sanguínea es esencial a la hora de mantener un buen cabello, ya que el riego es fundamental. Para ello debemos seguir una dieta baja en grasas, además de evitar algunos vicios como el alcohol o el tabaco, que empeorarán el estado de nuestra circulación. Para ello también recurriremos a otra serie de hábitos que pasan por acciones que nada tienen que ver con la alimentación.

La practica deportiva es una de las mejores maneras de activar el riego sanguíneo y mejorar así el estado del cabello. Pero para potenciar un correcto riego en la zona del cuero cabelludo, lo que haremos será aplicarnos masajes al lavarnos la cabeza, lentamente de este modo activaremos la circulación. Junto a esto recomendaremos la realización de baños con agua fría en la cabeza para conseguir un mejor riego de las raíces capilares, y una salud perfecta del mismo.

Champú e higiene

El uso de champús suaves y no agresivos con el cuero cabelludo es esencial, pues si los usamos de manera habitual debemos cuidar que no irriten el cuero cabelludo y que respeten el PH natural de la piel. Por ello es necesario que nos decantemos por un champú suave que no maltrate nuestro cabello y piel. Además de esto. Si podemos evitar el uso de sustancias fijadoras del cabello será mucho mejor, pues de este modo dejaremos que respire y que se caiga mucho menos.

Imagen | spilledlustre

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios