Compartir
Publicidad

Cuerpo a punto para el verano (IX): dile adiós a las dietas milagro

Cuerpo a punto para el verano (IX): dile adiós a las dietas milagro
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Estamos intentando poner el cuerpo a punto para el verano sin descuidar la salud y teniendo ante todo presente que aquellos cambios que logremos ahora servirán para bien siempre y no nos perjudicarán más adelante, por ello, hoy recordamos decirle adiós a las dietas milagro.

No te dejes engañar

Bajo nombres de reconocidos médicos u otros profesionales de la salud, empresas de renombre o alimentos que conocemos como saludables, estas dietas pueden capturar nuestra atención. Por eso, debemos volvernos muy críticos y no dejarnos engañar por estas estrategias cada vez más enmascaradas.

Ya hemos analizado la dieta de la avena, en la cual se toma como protagonista a un alimento muy saludable, promocionado como cardioprotector y que contiene hidratos, grasas buenas, proteínas vegetales y muchos micronutrientes. Quizá pensemos que no se trata de una estrategia peligrosa, pero sí lo es, pues se trata de una dieta muy restrictiva, muy baja en calorías y muy pobre en hierro.

Por otro lado, podemos no reconocer una dieta milagro si esta nos propone ejercicio sumado a dieta y además, no nos indica cuánto bajaremos de peso en determinado tiempo. No obstante, debemos recordar que las dietas que conseguimos en una revista, en una web o en cualquier otro sitio que se ofrece a un público en general sin importar las características diferentes que puede tener cada lector, es una dieta milagro, porque no es individualizada y entonces, no propiciará un cambio de hábito.

perder-peso

Por otro lado, no nos debemos dejar engañar por batidos que protagonizan una dieta o unas gotas naturales que nos ayudarán a quemar grasas, debemos ser muy objetivos en estos casos e investigar y consultar con profesionales al respecto, porque puede tratarse únicamente de un negocio que nos restará dinero sin producir una pérdida de peso, o nos ayudará a adelgazar a costa de daños en algunas partes de nuestro cuerpo.

Entonces, nunca nos dejemos engañar, investiguemos, pensemos antes de desembolsar dinero en productos por más naturales que sean y observemos muy bien las propuestas antes de implementarlas como si fueran lo ideal, lo único para adelgazar y poner el cuerpo a punto para el verano.

Por qué despedirse de una dieta milagro

Ya hemos dicho muchas veces que las dietas milagro no son una alternativa válida para perder peso con salud, pero además, debemos recordar que este tipo de estrategias son sólo una ilusión y que lejos de ayudarnos a solucionar un problema de exceso de peso o de malos hábitos alimentarios, nos hacen engordar, alteran nuestro metabolismo y pueden sumarnos problemas en lugar de resolver alguno de ellos.

No sólo pueden desequilibrar nuestro organismo propiciando un aumento de peso posterior o lo que conocemos como efecto rebote, sino que además, vuelven al cuerpo resentido respecto a intentos de perder peso y nos hacen más difícil la tarea en intentos posteriores.

Anímicamente nos frustran, nos hacen sentir que estamos haciendo un verdadero sacrificio y sólo dirigen nuestra mente hacia el fin de dicha dieta, hacia la posibilidad de comer y beber lo que realmente queremos. Es decir, son los efectos de prohibir alimentos que nos gustan.

milagros

A nivel nutricional, muchas dietas milagro son desequilibradas, nos impiden cubrir bien las recomendaciones de nutrientes y favorecen el desarrollo de carencias nutricionales, por ello, también pueden afectar la salud de esta forma.

Por otro lado, algunas dietas son ricas en grasas y proteínas y muy pobres en hidratos, pudiendo ser un factor de riesgo para desarrollar problemas cardíacos o renales, porque además desconocen las características de quienes implementan la dieta y no saben si es inadecuada o desaconsejable para tal o cual persona.

En definitiva, las razones para despedirse de las dietas milagro y decirle adiós para siempre son muchas, y no deben tener lugar en nuestra estrategia para poner el cuerpo a punto para el verano, pues queremos cambios positivos únicamente, que perduren y dejen huellas positivas en nuestro organismo, que sólo nos beneficien y no nos perjudiquen ni ahora ni nunca.

Tenemos un único cuerpo y una sola mente, pues debemos cuidarlos entonces, son nuestra garantía, nuestro único bien y propiedad en este mundo.

Imagen | Alan Cleaver, Lusi y Topfer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos