Dieta del vinagre. Análisis de dietas milagro (XXVI)

Síguenos

vinagre


Si ya has pasado tus vacaciones o si aun te preparas para ellas intentando adelgazar, recomendamos alejarte de dietas de moda y para ello, hoy realizamos el análisis de otra dieta milagro. Se trata de la dieta del vinagre, muy reconocida por ser el secreto de belleza de Megan Fox.

¿En qué consiste la dieta del vinagre?

La dieta del vinagre propone aprovechar las virtudes diuréticas y quemagrasas del vinagre, sobre todo del vinagre de manzana, para adelgazar mientras se realiza una dieta hipocalórica que no requiere de la práctica de ejercicio físico como complemento.

Se estima que con esta dieta del vinagre se pueden perder hasta 2 kilos por semana y el vinagre se puede consumir sólo tal como un refresco o bien, diluirlo en agua unas 3 cucharadas de vinagre por cada vaso, para beberlo antes de las comidas.

El resto del agua que bebamos no debe ser durante las comidas sino después de las mismas, para no interferir en la dieta.

La dieta que se debe llevar es reducida en hidratos y presenta sobre todo, muchas proteínas derivadas de huevo, leche, queso y carnes.

vinagre1

Errores de la dieta del vinagre

Los primeros errores que podemos ver en esta dieta milagro es que se adjudican a un sólo producto alimenticio las propiedades adelgazantes y quemagrasas, tal como si el vinagre fuera mágico.

Además, propone una dieta hipocalórica sin actividad física ni ejercicio, se presenta como fácil, sin esfuerzos e ideal para personas perezosas.

También podemos destacar el error que lleva a la creencia equivocada de que el agua durante las comidas engorda y por ello, debe ingerirse lejos de ésta, antes o después de las mismas.

Asimismo, plantea una pérdida rápida de peso que todos sabemos puede colocar a nuestro organismo en riesgo de un posterior efecto rebote.

Ya sabemos, un producto no es milagroso, sin esfuerzo alguno no obtendremos resultados buenos y duraderos a largo plazo y además, en nada ayuda bajar rápido de peso si después no podremos sostenerlo en el tiempo. Lo mejor: alejarse de este tipo de estrategias y realizar ejercicio junto a una dieta equilibrada, sana y reducida en calorías que nos permita perder kilos de a poco pero progresivamente y para siempre.

Imagen | Elvert Barnes y Jeff Kubina

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios