Contaminantes almacenados en la grasa pueden desencadenar diabetes

Sigue a Vitónica

pollution.jpg

Toxinas ambientales como los Bifenilos policlorados (PCBs) entran en nuestro cuerpo mediante la respiración y la dieta. Estos compuestos son considerados productos peligrosos debido a su persistencia en el medio ambiente, por su capacidad de acumularse en las cadenas alimenticias, no degradarse en el ambiente y causar efectos adversos o tóxicos en organismos expuestos.

Muchos de estos tóxicos se almacenan en la grasa. Científicos coreanos descubrieron que las personas con mayores niveles de toxinas ambientales en sus células grasas eran más propensos a padecer diabetes tipo II.

En su estudio la obesidad no aumento el riesgo de diabetes en personas con bajos niveles de químicos en sus células. Por ello, una explicación posible es que la gente con diabetes podrían ser menos capaces de limpiar los polutos ambientales de su organismo, de manera que la concentración de estos compuestos en personas diabéticas va aumentando con el tiempo.

Las células grasas liberan químicos que desencadenan la inflamación en la circulación provocando enfermedades cardiacas, diabetes y mal control del flujo sanguíneo.

Una conclusión muy importante de este estudio es que los tóxicos en las células grasas procedentes del aire, el agua y comida magnifican los efectos destructivos de la ya conocida obesidad, y es que cuanta más grasa, más se almacenan estos compuestos.

Imagen | Mary

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario