Compartir
Publicidad
Día Mundial de la depresión: ¿Qué ejercicio se recomienda para ayudar a prevenirla y tratarla?
Enfermedades

Día Mundial de la depresión: ¿Qué ejercicio se recomienda para ayudar a prevenirla y tratarla?

Publicidad
Publicidad

La depresión es una enfermedad bastante frecuente pero a la que hay que darle la importancia que tiene, pues en la mayoría de los casos se necesita tratamiento, además de apoyo y otras medidas para superarla.

El tratamiento debe ser multidisciplinar, tanto desde la parte médica y farmacológica como tratamiento de psicoterapia, apoyo emocional, apoyo social, etc.

Una de las herramientas que puede ayudar, tanto en la prevención como en el tratamiento de algunos problemas y tipos de depresión es el ejercicio físico, como explicamos a continuación.

¿Por qué el ejercicio ayuda a prevenir y tratar la depresión?

Que quede claro que el ejercicio es un apoyo, y que una depresión necesita un diagnóstico así como tratamientos multidisciplinares adecuados y supervisados. No obstante, hay que tener en cuenta que el ejercicio físico ha demostrado ser eficaz en cuanto a la prevención y tratamiento de la depresión por distintos motivos:

  • Malos hábitos mantenidos, como un sedentarismo excesivo, obesidad, fumar o incluso ver la televisión en exceso, se relacionan de cierta manera con el aumento del riesgo de sufrir depresión. Por ello el cambio de hábitos a unos más saludables puede ser de ayuda.

  • Diversos estudios señalan el potencial del ejercicio físico para mejorar ciertos aspectos relacionados con la depresión. No estamos hablando de que "cure" la depresión, sino que sirve de ayuda para mejorar algunos aspectos concretos como autoestima, autoconcepto, estado de ánimo... Por ello, integrar el ejercicio físico dentro de la prevención y tratamiento de problemas depresivos puede ser una buena idea, por su bajo coste y sus beneficios asociados. Veremos algunos de esos estudios a cotninuación.

Shutterstock 443308306

¿Qué ejercicio hacer para prevenir o tratar la depresión?

Aunque, como ya hemos resaltado, el ejercicio solo parece influir en algunos aspectos relacionados con la depresión, es un tratamiento que dispone de muchos componentes beneficiosos, como son el contacto social, apoyo emocional al realizar actividades en grupo, además de los propios beneficios a nivel físico y orgánico del ejercicio en sí (producción de endorfinas...).

Tenemos casos muy extremos, como el de Rob Krar, que comenzó a practicar ejercicio para tratar de superar una depresión y terminó convirtiendose en ultrarunner. Y es que la liberación de sustancias que potencian el bienestar es abundante en el ejercicio intenso, por lo que se recomienda ejercicio intenso o actividad física prolongada.

No hace falta correr ultramaratones, se pueden conseguir efectos positivos en actividades en grupo, como pueden ser clases colectivas de fitness, senderismo con amigos o con la familia (a lo que unimos los beneficios a nivel de felicidad de practicar la actividad en bonitos entornos naturales) y otras actividades similares.

Un breve repaso a la evidencia:

  • En este estudio en jóvenes universitarios que realizaron ejercicio aeróbico y de fuerza, se encontró una mejora leve en algunas variables.
  • En este otro, realizado en adultos mayores que practicaron Pilates, se encontró también mejora en algunos aspectos. Y en este, que es una revisión de otros estudios, también aparece como recomendación la práctica de ejercicio físico.
  • Otros estudios también apuntan en esta dirección, pues indican que practicar ejercicio, ya sea aeróbico o anaeróbico, dos o tres veces por semana, es más efectivo que no hacer ejercicio en cuanto a reducir algunos síntomas de la depresión, por lo que se recomienda incluir el ejercicio en las pautas de tratamiento de los pacientes, como apoyo al resto de tratamientos, como los fármacos y la psicoterapia.
  • Y en el caso del ámbito laboral, animar a personas sedentarias a practicar ejercicio físico como una medida integrada en la empresa también tuvo un efecto positivo sobre factores psicológicos como mejora la autoestima; la percepción corporal; la sensación saludable; y los niveles de activación (fuente), por ello el ejercicio es tan recomendado en todo tipo de personas, siempre que no sea una obligación, sino un medio para conseguir disfrute y bienestar.

Algunos ejemplos de cómo realizar este tipo de ejercicios

En Vitónica hemos puesto muchos ejemplos de este tipo de ejercicios. Hemos comentado y analizado diversas maneras de realizar ejercicio aeróbico. También hemos explicado diferentes ejercicios en la guía de musculación para principiantes. Y tenemos a vuestra disposición los comentarios o la sección de preguntas y respuestas por si necesitáis más información sobre temas de ejercicio y entrenamiento.

Desde Vitónica queremos mostrar nuestro apoyo a las personas que sufren depresión de cualquier tipo, así como a sus familias, y los animamos a seguir luchando para superar la enfermedad, sabiendo que pueden contar con la ayuda el ejercicio físico y hábitos saludables para ganar esta batalla.

Imagen | igorstevanovic y Blazed Lyjak en Shutterstock (con derechos de autor)

Más información | Depresión (National Institute of Mental Health)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos