Enfermedades relacionadas con la obsesión por perder peso

Sigue a Vitónica

platanos.jpg

Todos los años cuando llega el verano a la mayoría nos entra la fiebre por conseguir un cuerpo perfecto en el que los kilos de más desaparezcan. En ocasiones hemos hablado ya de los excesos que muchas personas realizan con tal de lograr sus objetivos. Pero nunca nos hemos detenido en las posibles enfermedades que están relacionadas con la obsesión por perder los kilos de más que nos sobran. Por ello vamos a hacer un repaso por las más comunes.

Cuando iniciamos una dieta de adelgazamiento podemos entrar en una espiral obsesiva que nos lleve a discriminar mucho lo que comemos. Es cierto que el cuidado de lo que comemos es la base de la dieta, pero nunca debemos caer en desórdenes alimenticios como la anorexia o la bulimia. Aunque estos trastornos tienen otra serie de problemas de fondo, uno que se ha puesto últimamente de moda entre mucha gente es la ortorexia, que es la obsesión por consumir productos totalmente naturales, lo que lleva a las personas que lo padecen a hacer verdaderas locuras a la hora de alimentarse, y a eliminar muchos productos necesarios por su miedo a consumir alimentos impuros.

Al margen de las enfermedades psicológicas derivadas de la obsesión por adelgazar podemos sufrir otras físicas como el estreñimiento. Sufrir este malestar al comenzar a hacer dieta es más habitual de lo que pensamos, y es que es algo totalmente normal, ya que al ingerir menos alimento el cuerpo tiene menos contenido que expulsar. Por ello no debemos tomar laxantes, pues podemos obligarnos a eliminar minerales y líquidos a través de las heces.

La ingesta masiva de agua sin control pensando que así acabaremos antes con la grasa es otro tipo de acto que muchas personas realizan cuando adelgazan. Este trastorno se le llama potomanía, y no sirve para nada a la hora de perder peso, lo que sí que hace es causarnos mucho daño. Es cierto que el agua es necesario y que debemos mantenernos hidratados, pero un exceso nos traerá consecuencias, ya que eliminará nutrientes y minerales a través de la orina, llegando a generar carencias en las personas que lo llevan a cabo.

Al hilo de esto, las carencias nutricionales son una de las enfermedades más relacionadas con la dieta, y es que la mayoría de los regímenes milagro llevan consigo una mala alimentación, que a la larga nos puede pasar factura a causa de no dar al organismo lo que necesita. Pero esa restricción alimenticia no solo puede tener esas consecuencias, sino que los desajustes metabólicos pueden ser altos, llegando incluso a aumentar mucho más el peso cuando dejamos la dieta. Indirectamente este aumento de peso puede derivar en problemas cardiacos, articulares… Por ello, como siempre hemos dicho, lo ideal es saber alimentarnos y practicar deporte para estar siempre en nuestro peso.

Vía | adelgazamos.com
Imagen | lusi

En Vitonica | Potomanía, ¿perder peso bebiendo agua?
En Vitonica | Drunkorexia y diabulimia: nuevos trastornos alimentarios
En Vitonica | Cinco trastornos alimentarios del siglo XX

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario