"La pimienta ayuda a quemar grasas", desmintiendo un mito

Síguenos

pimienta12.jpg

La pimienta es un condimento muy utilizado en la cocina de todo el mundo, y es que es un ingrediente fundamental de muchos platos, pero además tiene una serie de beneficios para nuestro organismo.

Durante mucho tiempo hemos oído que aderezar las comidas con pimienta nos ayuda a adelgazar. Nada más lejos de la realidad, y es que esta especia tiene muchos beneficios para nuestro organismo, pero todavía no es un quema grasas. Lo único es que nos ayuda a hacer la digestión, por lo que aceleramos el proceso de asimilación de los alimentos con lo que ello supone para el cuerpo en aprovechamiento de nutrientes y agilidad a la hora de metabolizar los alimentos.

La pimienta es una especia que existe desde antiguo, y es que se ha utilizado siempre en la cocina a causa de sus propiedades medicinales. Además es un condimento que añade sabor a los alimentos y hace que sean más fáciles de digerir. Esto ha sido lo que durante años ha dado fama a la pimienta de un alimento indicado para adelgazar, y es que muchas personas se llenan la comida de ella para quemar la grasa de los alimentos.

Realmente es un tipo de alimento que tiene una serie de beneficios para el organismo que nada tienen que ver con la quema de grasas. Quizá se ha asociado este tópico a su sabor picante que parece quemar el paladar, y que por lo tanto hará lo mismo con la grasa. Realmente la pimienta nos aporta beneficios para el organismo, pero no de este tipo. Tenemos que tener en cuenta que es un condimento con poderes medicinales y de hecho se ha usado con ese fin desde hace siglos.

A la pimienta se le atribuyen cualidades vasoconstrictoras que ayudan a agilizar la circulación de la sangre y facilitan el funcionamiento de diferentes órganos de nuestro cuerpo, como los riñones, el estómago… De ahí la aceleración de las digestiones y lo buena que es como condimento en alimentos pesados, ya que ayuda bastante a digerirlos y que nuestro cuerpo los asimile mejor.

Pero sus beneficios no se quedan sólo ahí, sino que es un remedio para las hemorroides y los diversos malestares intestinales. Además, posee un alto poder antioxidante que ayuda a mantener las células del organismo en perfectas condiciones frente a las agresiones de los radicales libres. Puede ser una buena forma de evitar el envejecimiento prematuro del organismo.

Se cree que la pimienta además posee propiedades beneficiosas para prevenir determinados tipos de cáncer. Aunque esto no está probado del todo, pero su poder antioxidante lo convierte en un alimento a tener en cuenta para mantener una buena salud.

A partir de ahora tenemos que mirar a la pimienta con otros ojos y no creer que es la solución para el sobrepeso. Aunque en exceso no produce ningún mal al organismo, no es bueno abusar de los alimentos, sino que tenemos que consumirlos en su justa medida. Es por esto que la pimienta tiene que ser un componente de los alimentos imprescindible para realzar su sabor, pero nunca un medio para adelgazar, pues esto no es así en absoluto.

La pimienta la podemos encontrar en cualquier tienda de alimentación y se presenta en tres tipos, blanca, negra o verde. Todas las variedades tienen las mismas propiedades, lo único que las diferencia es su elaboración, y es que la negra se ha secado al sol, la verde en salmuera o en vinagre, y la blanca se mete en agua hasta que pierden la membrana externa antes de ser desecada.

Imagen | Gettyimages/ autor Steven Errico

En Vitonica | La pimienta negra puede ayudarte a quemar calorías
En Vitonica | La ortiga, ¿mala hierba o una fuente de beneficios para la salud?
En Vitonica | Malvavisco: un bálsamo medicinal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios