Nuevos y peculiares trastornos de la conducta alimentaria

Sigue a Vitónica

Big burguer

Tradicionalmente se han conocido los desórdenes relacionados con la alimentación del tipo obesidad-anorexia nerviosa-bulimia. Sin embargo, van apareciendo clasificaciones más específicas que hablan de varios nuevos trastornos de la conducta alimentaria.

La obsesión por la salud y un canon estético falso provocan que se producan muchos y muy variados trastornos alimentarios, por lo que se requiere una nueva clasificación de trastornos de la conducta alimentaria, para dar cabida a todos.

El artículo que cito como fuente al final del texto es muy completo, por lo que recomiendo su lectura. Yo solo voy a recopilar algunos de los trastornos que me parezcan más curiosos, y añadiré mis valoraciones sobre el tema.

Permarexia

El individuo piensa que todo lo que come le engorda y es negativo, por lo que prueba diferentes dietas, incluyendo las poco saludables (“dietas milagro”).Contar calorías de forma contínua, realizar varias dietas de adelgazamiento al año, consumir todo tipo de productos adelgazantes…

Este trastorno en general afecta más a mujeres, intentando seguir los cánones de belleza poco realistas. Algunos expertos señalan que puede ser un paso previo a la anorexia o bulimia.

Bulimarexia

Alterna situaciones de negación de comer (típico de anorexia) con atracones de comida y el acto de vomitar, característico de la bulimia. Afecta sobre todo a mujeres jóvenes, y el desencadenante es también la presión social por los cánones de belleza ideales e inalcanzables.

Potomanía

En la potomanía la persona bebe gran cantidad de líquido de forma compulsiva. Puede acasionar problemas si la cantidad ingerida es muy grande en poco tiempo (hiperhidrosis). El beber agua también se asocia a trastornos como la anorexia, para tener sensación de saciedad.

Drunkorexia-Ebriorexia

Éste se ve que es un trastorno moderno. Consiste en que personas jóvenes (adolescentes sobre todo) evitan comer alimentos para compensar el exceso de calorías que toman mediante la ingesta de abundantes bebidas alcohólicas. La ebriorexia se asocia a consumo de snacks y dieta poco saludable en general.

Manorexia

Se refiere a un trastorno de anorexia en hombres que tienen terror a engordar. Se ven gordos, por lo que exageran con la práctica de ejercicio y restringen la dieta. Puede ocurrir, por ejemplo, en bailarines, modelos, presentadores…

Pregorexia

En mujeres embarazadas que tienen pánico a engordar, por lo que hacen dietas o vomitan, lo cual pone en riesgo tanto a la madre como al bebé.

Conlcusiones

Como digo, en el artículo que uso de fuente vienen más casos y más detallados, pero estos me han parecido interesantes, por diversas causas. Para empezar, remarcar (aunque ya lo sabremos) que estas conductas tienen un fuerte componente psicológico que hace que necesiten tratamiento especializado. En muchas ocasiones las personas ponen en riesgo su salud, y es muy evidente ver que necesitan ayuda. Sin embargo, los tratamientos son complicados, puesto que requieren una gran colaboración por parte del individuo.

Lo destacable es que muchos desórdenes alimentarios pasan desapercibidos en una primera fase. Se pueden confundir con que la persona no tiene apetito, o no le gusta la comida, o no le apetece comer ahora… Se puede ver que es una persona muy deportista, ya que come poco y siempre hace ejercicio, o que es muy sano porque está todo el tiempo bebiendo agua. El tema de las dietas milagro ya lo conocemos de sobra, y sabemos que hay mucho riesgo de no estar aportando los nutrientes necesarios, además del conocido “efecto rebote”, por el que se engorda después de abandonar la dieta.

Me parece especialmente dramático el tema de la ebriorexia, donde adolescentes que comen menos para poder beber más, conociendo muy bien cuántas calorías tiene cada alimento, pero sin tener ni idea de principios de nutrición y de las necesidades del organismo. Creo que me repito un poco, pero el debate a mi me lleva casi siempre al mismo sitio: necesidad de educación nutricional desde pequeños.

Si bien esto no va a ser milagroso, sabemos que a más educación sobre el tema menos probable es que se hagan barbaridades de este tipo. Habrá casos donde es una patología instaurada que necesita atención sanitaria, pero en muchas otras ocasiones son manías, modas o ideas absurdas que calan en las mentes jóvenes por no tener información para contrastarlas.

Fuente | Efesalud

Imagen | Marshall Astor

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios