3 datos para no olvidar sobre la quema de grasas

Sigue a Vitónica

quemar grasa


A la gran mayoría de la gente que se ejercita a diario le interesa quemar grasa, y al respecto existen muchas teorías, de las cuales algunas son verídicas y otras se encuentran en tela de juicio o ya han sido desmentidas.

Sin embargo, existen 3 datos que no podemos olvidar acerca del ejercicio que colabora a quemar grasas, de los cuales hablaremos a continuación. Se trata del tipo de actividad, la intensidad de la misma y el tiempo necesario para que la quema de grasas sea efectiva.

1. Tipo de actividad: para que podamos reducir la grasa a través de la actividad física, es fundamental que realicemos actividades aeróbicas y anaeróbicas, ya que con las primeras quemamos calorías y utilizamos las reservas energéticas del organismo, mientras que con las segundas incrementamos masa magra y con ésta, la velocidad de nuestro metabolismo que nos permite quemar más calorías aún estando en reposo y por ello, brinda más posibilidades de quemar grasa.

2. Intensidad: considerar la frecuencia cardíaca para optimizar la quema de grasas significa entrenar a un ritmo mayor al 75% de la misma, dónde la quema de grasas es mayor. Sin embargo, no debemos entrenar a una elevada intensidad que nos agote rápidamente, sino que lo ideal es ejercitar a un 80% de la frecuencia cardíaca para mantener una intensidad óptima que nos permita estimular el metabolismo. Para saber cuál es la frecuencia que te permite quemar más grasas utiliza la siguiente fórmula:

FC: (220 – edad) x 0.80

3. Tiempo: la duración y el momento en el cual nos ejercitamos también puede influir en la quema de grasas. Tal es así que para comenzar a utilizar las grasas como combustible debemos primero agotar las reservas de glucógeno, por lo que debemos entrenar por aproximadamente 30 minutos para después comenzar a utilizar grasa. También podemos realizar ejercicios aeróbicos después de entrenar con pesas, de manera que gran parte del combustible haya sido utilizado primero para después comenzar a quemar calorías a través de las grasas del organismo.


Otra de las opciones suele ser ejercitar por la mañana, cuando el cuerpo no dispone de glucosa y recurre más facilmente a las reservas lipídicas. No obstante, ejercitarse en ayunas no es lo más recomendable y por eso, ejercitarse 1 hora o más después de desayunar, también puede ser buena alternativa, ya que el metabolismo recién ha comenzado el día y se encuentra en plena actividad.

Sólo recordando éstos datos acerca del ejercicio y realizando una dieta equilibrada que propicie un balance calórico negativo, usted podrá perder grasa a medida que incrementa su proporción de masa magra, ambos procesos beneficiosos para su salud.

En Vitónica | Más intensidad equivale a quemar más grasa
En Vitónica | No olvidemos las pesas para reducir grasa corporal
Imagen | Flickr (colros)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios