Compartir
Publicidad

Ketllebell para entrenar en casa

Ketllebell para entrenar en casa
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las ketleebell, o pesas rusas, son un elemento de entrenamiento van pasando poco a poco a ser más conocidas por el gran público. Puede que ayude la popularización de métodos de entrenamiento como el cross-fit, donde se usa este tipo de pesas, además de otros muchos elementos. La ventaja es que las las Ketllebell se pueden utilizar en casa para realizar un programa variado de ejercicios.

Utilizar las pesas rusas en casa puede ser útil para aquellos que busquen realizar ejercicios variados donde poder entrenar diversas partes del cuerpo con un mismo gesto. Eso sí, la técnica y la ejecución tienen que ser muy buenas. De lo contrario, el ejercicio será inutil, y lo que es peor, potencial riesgo de lesión.

Como cualquier ejercicio, el trabajar con kettlebell aporta una serie de ventajas, pero también tiene inconvenientes. Entre las ventajas de las pesas rusas podríamos decir que:

  • Trabajan varios grupos musculares a la vez.
  • Se puede trabajar a nivel muscular, cardiovascular, así como equilibrio y coordinación.
  • Se pueden usar en casa y los ejercicios básicos son relativamente sencillos de aprender.
  • Existe gran variedad de ejercicios, así como muchos manuales, vídeos y fuentes de información donde obtener ejercicios y recomendaciones.

Pero también existen diversas desventajas de las kettlebell, que hay que tener presentes:

  • Lógicamente no son milagrosas. Esto es una obviedad,y no es una desventaja en sí, pero hay que decirlo: El hecho de entrenar con pesas rusas no va a obrar milagros por sí solo. Se requiere constancia e intensidad, así como una buena técnica y un repertorio de ejercicios adecuado para lograr los objetivos.
  • Se requiere mucha técnica para que el entrenamiento sea eficaz y sin lesiones.
  • No todo el mundo podrá sacarles partido. Si entrenas solo y no tienes experiencia, es fácil que te aburras, que no hagas bien los ejercicios o que puedas hacerte daño.

De todas formas, las desventajas son subsanables: combinando con otro tipo de ejercicio, familiarizándose con las pesas y su peculiar forma (tan diferente de las típicas mancuernas) aprendiendo bien los ejercicios, ya sea con un entrenador o bien leyendo bibliografía sobre el tema o aprendiendo mediante vídeos de ejercicio, se puede utilizar para obtener una mejora de la condición física sin lesionarse por mala técnica o exceso de intensidad ni aburrirse por la falta de resultados.

En Vitonica ya se ha tratado en ocasiones el tema. Por ejemplo, aquí podéis visualizar veinticuatro ejercicios con kettlebell que se pueden realizar en casa (eso sí, algunos requieren bastante pericia, no son aptos para novatos por existir riesgo de lesión). También podéis echar un vistazo a las sujerencias de Aitor en su blog sobre cómo entrenar con pesas rusas en casa.

Y aquí, para finalizar, os dejo un par de ejemplos de un ejercicio avanzado: el turkish get up, con kettlebell y sin kettlebel (con una persona: una pasada).

Imagen | andrewmalone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos