Síguenos

Fascitis plantar

A los amantes del deporte les sonará bastante este nombre y esta lesión, fascitis plantar, ya que son muchos los deportistas que la han sufrido. Sin ir más lejos, el capitán de la selección española de baloncesto, Juan Carlos Navarro, estuvo a punto de renunciar a los Juegos Olímpicos por las molestias que le causaba en su pie. En el deporte del pádel, la fascitis plantar también se produce con mucha frecuencia.

Los que desgraciadamente conocen esta lesión por sufrirla en su propio pie sabrá lo doloroso que llega a ser la práctica normal del deporte teniendo, incluso, que dejar de realizar actividad física durante un tiempo. En las próximas líneas vamos a ver en qué consiste exactamente, cuáles son sus causas, su prevención y tratamiento si ya la padecemos. Analizaremos, también, porqué es tan frecuente la fascitis plantar en jugadores de pádel.

¿Qué es la fascitis plantar?

Como bien indica su nombre, la fascitis plantar es una inflamación de la fascia en la planta del pie, es un dolor agudo producido al hacer deporte debido a que la fascia está excesivamente estirada y la propia naturaleza del cuerpo quiere devolverla a su sitio, lo que hace que este acto reflejo de nuestro propio organismo es el que hace que nos duela el pie.

La fascia plantar lo que hace es ayudar al equilibrio y al mantenimiento de lo que es la bóveda plantar, que es el arco longitudinal del pie, y a la absorción del impacto en el momento de caminar, saltar o correr. Podríamos decir que es la envoltura que recubre la musculatura del pie.

Pese a relacionarla con el mundo del deporte, la fascitis plantar es una lesión que se produce con frecuencia en personas que no llevan una vida física activa. A menudo, por el simple hecho de caminar o con las acciones de la vida cotidiana podemos llegar a padecerla. Naturalmente, aquellas personas que realizan asiduamente actividad física como el running, el baloncesto, el fútbol, el tenis o el pádel, tienen más posibilidades de sufrirla por los continuos saltos e impactos contra el suelo que se realizan durante la práctica de estos deportes.

Fascitis plantar. Vitónica.

Síntomas y causas de la fascitis plantar

Cuando existen fallas biomecánicas (pie plano, deformidades del arco plantar, tendones de Aquiles encogidos) pueden causar un gran estrés en las bandas (fascia plantar) que se extienden desde la parte inferior del calcáneo hasta el comienzo de los dedos, traduciéndose en un dolor intenso a lo largo de toda la planta del pie.

Tenemos que prestar gran atención al calzado que utilizamos para la práctica del deporte, ya que en muchas ocasiones es producida por una mala elección de las zapatillas. Hoy en día, gracias a la tecnología podemos analizar nuestra pisada y elegir la zapatilla que nos conviene más para nuestro deporte atendiendo a la morfología de nuestro pie. Además, también existe la posibilidad de hacernos una plantilla a la medida de nuestro pie.

Una de las causas más frecuentes es la vuelta al ejercicio físico después de un periodo de inactividad o de vacaciones. En pretemporada o con algún tipo de entrenamiento al que no estemos acostumbrados, como puede ser el entrenamiento en cuestas, hay que ir de manera progresiva con la carga de trabajo y tener en cuenta que un exceso de volumen puede provocar que tengamos que parar de entrenar.

El dolor lo sentimos como la imposibilidad o sufrimiento importante al apoyo, al saltar o al andar descalzo. Se hace sensible a la palpación de toda la bóveda plantar, pero, conforme aumenta la tensión por excesivo e incorrecto trabajo, el dolor se fija cerca del talón. Nos puede llegar a limitar la actividad diaria. A veces, dicho dolor cesa cuando llevamos un rato haciendo deporte, no porque la fascia haya vuelto a su posición normal, por así decirlo, sino porque ha entrado en calor, pero una vez que se enfría el dolor vuelve a aparecer.

Fascitis plantar en el pádel. Prevención.

Como hemos visto, los jugadores de pádel son serios candidatos a sufrir este tipo de lesión por los continuos impactos que se producen contra el suelo durante un partido de pádel. Si nos fijamos en los buenos jugadores de pádel la mayor parte del encuentro se encuentra con una activación de pies, un pequeño repiqueteo sobre el sitio para estar en todo momento preparado para reaccionar ante la bola del rival. Ese constante movimiento de pies hace que se genere mayor tensión en la fascia plantar.

La mejor prevención es incluir en nuestro programa de estiramientos post-entreno el de la planta del pie, tirando de los dedos y antepié hacia nosotros durante 20 segundos. Se puede hacer con nuestra propia mano o con la ayuda de una toalla.

También es muy importante estar en el peso ideal y evitar zapatillas que sean demasiado anchas en el retropie, ya que esa grasa se extendería sin cumplir la función de subir y almohadillar el calcáneo. En el siguiente vídeo vemos unos interesantes estiramientos para la fascitis plantar.

Fascitis plantar en el pádel. Tratamiento.

En cuanto al tratamiento, deberíamos rechazar de entrada las infiltraciones, sobre todo si incluyen corticoides. También debemos descartar la cirugía ya que no asegura la recuperación. Con estas lesiones no se debe tener prisa, hay que tener paciencia porque cuesta que desaparezca el dolor. Siempre hay que comenzar por un tratamiento conservador, que empieza con el reposo.

El reposo hay que acompañarlo con masajes de descarga de los músculos cortos del pie y de toda la planta del pie, con amasamientos nudillares y fricciones cortas longitudinales. Asimismo, también es necesario estirar los músculos del pie y de la pierna, así como la aplicación de hielo (mejor una botella de plástico helada) y vendajes funcionales tipo kineositaping. Tanto el hielo como los estiramientos deberían formar parte de nuestro ritual deportivo para evitar una posible recaída.

En los siguientes vídeos vemos unos ejercicios muy sencillos de realizar, tan solo necesitamos una pelota de pádel, que nos aliviarán considerablemente el dolor. Como hemos visto anteriormente, podemos sustituir la pelota por una botella de agua helada para aplicar el efecto antiflamatorio del frío. Por último, unos ejercicios con toalla para fortalecer la fascia plantar.


Imagen| Diario Sport.
Video | Fisioterapia a tu alcance.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios