Nuevos hallazgos en la ciencia del entrenamiento (II)

Sigue a

crossfitii.jpg

Siguiendo con la serie que hemos propuesto recientemente en Vitónica sobre las últimas novedades en el campo de la investigación en materia de entrenamiento y nutrición, seguiremos comentando hoy interesantes conclusiones que podremos aplicar a nuestra metodología de trabajo.

Nunca es tarde para mejorar tu cuerpo. Definitivamente la edad no limita tu capacidad para construir tejido muscular cuando empiezas un programa de entrenamiento, según un estudio del Journal of Strength and Conditioning Research. Se comparó el crecimiento de la sección transversal del bíceps en hombres de 18 a 39 años. Los resultados fueron que la edad no tuvo ningún impacto sobre la capacidad de crecimiento del músculo durante 12 semanas de entrenamiento.

Los músculos aún reaccionan bien a nuevos estímulos, de manera que no habrá problemas en aumentar la masa muscular durante la década de los 40. Después de los 50, la pérdida natural de masa muscular se ve contrarrestada si se sigue un programa de entrenamiento con cargas. El entrenamiento de musculación es increíblemente importante para la vejez, incluso a edades cercanas al siglo de edad. Mejora en gran medida la calidad de vida.

Si quieres seguir creciendo, utiliza las superseries. Alternar entre un ejercicio de espalda y uno de pectoral incrementa la fuerza más que trabajar un solo grupo muscular cada vez. El estudio se llevo a cabo por investigadores de Australia y Canada, no obstante aún no están seguros de porque esta metodología provoca mejores resultados. Sin embargo, recuerdan otro de sus beneficios, el ahorro de tiempo, ya que un grupo muscular descansa mientras el otro trabaja.

¿Suplementación? Utiliza bien la creatina. Investigaciones en la Universidad de Tulsa, sentencian que el monohidrato de creatina es el mejor suplemento de su clase para aumentar la masa muscular, en contra de la Creatina Etil Ester. La CEE es más cara y no es tan efectiva como se hace pensar. Cuando pasa al torrente sanguíneo se degrada en creatina y alcohol en aproximadamente 10 minutos, lo cual se traduce en una inestabilidad química que limita la cantidad de creatina que puede llegar hasta los músculos.

¿Quieres más consejos?, pronto en la tercera entrega seguiremos con muchos de ellos.

Imagen | bengarland

En Vitonica | Nuevos hallazgos en la ciencia del entrenamiento (I)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios