Jawbone Up vuelve a la carga, pero se queda corto

Sigue a Vitónica

jawboneup

Seguimos con la pelea entre pulseras para monitorizar nuestra actividad física. Ahora le toca el turno a Jawbone Up, para mi gusto la que tiene un mejor diseño pero también la que se había quedado más obsoleta y tenía alguna que otra deficiencia.

Las principales novedades de la Jawbone Up de segunda generación son la mejora en el material de construcción, que ahora soporta mejor el agua y también es hipoalergénica. Y también han alargado la batería hasta los diez días, algo muy interesante en estos gagdets, en los que interesa no estar cargándolos muy a menudo.

Otra novedad interesante es que la aplicación móvil también se renueva, pudiendo ,entre otras cosas, escanear códigos de barras de alimentos para hacer así un seguimiento de nuestra dieta. Aunque el nuevo modelo y funciones por ahora solo estarán disponibles el próximo año en EEUU, no tardarán en llegar por aquí. El precio será de unos 130$, algo competitivo con sus principales rivales: FitBit y FuelBand, aunque sin duda, yo me quedo con Amiigo, una pulsera que ofrece más funciones y su diseño tampoco está nada mal.

Vía | Xataka

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario