Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Antes de estornudar o toser toma nota: cómo prevenir las alergias primaverales

Antes de estornudar o toser toma nota: cómo prevenir las alergias primaverales
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Tweets por @DKVSeguros
\"image\"

Siempre se ha dicho que el mejor tratamiento es no tener que hacer ninguno. Sin embargo, a partir de la segunda quincena del mes de abril, en términos climáticos, la primavera suele hacer irrupción en nuestro país, y con ella el primer polen de gramíneas que afecta al 80% de las personas alérgicas.

Este año como hemos tenido lluvias intermitentes y hasta de alguna que otra nevada, se ha registrado una elevada humedad atmosférica. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología clínica advierte pues que esta primavera es posible que se alcancen los 5.100 granos de polen de gramíneas por metro cúbico de aire, una cantidad que se lo pondrá difícil a uno de cada cuatro españoles que sufren alergias.

La prevención no es algo que debas hacer, es algo que debes vivir. Para tratar la alergia hay que evitar la exposición a los alérgenos procurando no permanecer cerca de parques y jardines, usando siempre que se salga a la calle gafas y una mascarilla, mantener las ventanillas de los coches cerradas y cuando los servicios metereológicos lo recomienden, no salir de casa cuando las concentraciones de polen sean muy elevadas, o salir sólo de 10,00 a 19,00 h, que es cuando estas concentraciones parecen remitir un poco. También es importante no salir a caminar los días ventosos porque el viento arrastra grandes cantidades de polen.

RodaBaer

Medidas para prevenir las alergias

También es importante evitar que nuestra casa se llene de polen. Por lo que conviene que quien tenga alergia al llegar a casa, deje los zapatos en la entrada, se duche y se cambie de ropa, y tender en el interior para que la ropa húmeda no se impregne de polen. No es recomendable dormir con las ventanas abiertas. El polvo agrava todas las alergias, por lo que hay que tener siempre las casas limpias y aspiradas. ¡Y no tener plantas en casa!

También es importante seguir una dieta diseñada ex profeso por los alergólogos que mitigue la aparición de los síntomas de las alergias, con alimentos que contengan vitamina C y ácido fólico (cítricos, manzana, coles, berzas brócoli, legumbres y frutos secos) que también tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Mantenerse en buena forma es indispensable para que el sistema inmune de las personas alérgicas esté al cien por cien. La respiración profunda y la aceleración del ritmo cardíaco liberan las fosas nasales, lo que alivia su inflamación ante reacciones alérgicas, pero practicar deporte en gimnasios.

Los antihistamínicos son mejores aliados en la temporada de polinización. Como hay muchos, hay que descubrir cuál es el que mejor sienta a cada persona, procurando evitar los que provoquen somnolencia o hagan disminuir los niveles de concentración. Lo recomendable es acudir a un especialista. El fármaco resulta más eficaz si se consume antes de que aparezcan los síntomas.

Otras precauciones

Es importante bañarse o ducharse con agua templada con productos no alergénicos, que respeten el pH de la piel, y no permanecer demasiado tiempo a remojo. Para secarse, lo haremos sin frotar la piel empleando toallas suaves de algodón, pero comprobando que no queden zonas húmedas pues el sudor empeora los síntomas. Después, nos hidrataremos con una crema adecuada, que nos haya prescrito el dermatólogo.

Importante no rascarse la piel aunque pique, pues puede provocar heridas que agraven la alergia. También es muy importante no exponerse al sol, y utilizar un protector solar si se va a permanecer al aire libre (aunque esté nublado).

Conviene que utilicemos ropa confeccionada con tejidos naturales, y luego lavarla con detergentes que no contengan agentes irritantes (¡también las sábanas, toallas y resto de la ropa de casa!).

Lo más importante es evitar todo aquello que pueda desencadenar los síntomas no sometiendonos a situaciones de peligro. El humo del tabaco incrementa la respuesta alérgica, y reduce los factores de defensa de la mucosa respiratoria frente a las alergias, por lo que es importante no permanecer mucho tiempo en lugares cerrados donde haya mucha gente.

Si tu alergia es severa, y tienes síntomas como dificultad para respirar, urticaria, mareo, náuseas, tensión arterial baja, hinchazón de la garganta o lengua, picazón o inflamación importantes, puede tratarse de una reacción alérgica grave (aunque nunca antes te haya ocurrido), por lo que es importante que siempre lleves encima un autoinyectable que te haya prescrito el especialista, y que pidas que te lleven inmediatamente a un centro médico.

Cuando los síntomas son muy fuertes hay que solicitar al especialista que nos prescriba una vacuna. Este tratamiento suele aplicarse durante un período de, al menos, tres años, y hay que vacunarse todas las semanas. Un poco esclavo, pero los efectos se notan desde los primeros meses.

Según la Organización Mundial de la Salud, los tratamientos inmunológicos son la herramienta más eficaz para controlar las alergias, y los únicos que pueden alterar el curso natural de las mismas.

En el Espacio Cuídate Mucho:

Más información | Espacio Cuídate Mucho Más Información | DKV Seguros Fotos | @MagnusManske, @TimVickers, @RodaBaer

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos