Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Un simple resfriado o alergia primaveral? Aprende a distinguirlo

¿Un simple resfriado o alergia primaveral? Aprende a distinguirlo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Tweets por @DKVSeguros
\"image\"

Se acerca la primavera, y con ella los molestos estornudos y picor de ojos característicos de la alergia. Un buen porcentaje de la población sufre rinitis alérgica estacional debido a la polinización de las plantas en los meses previos al verano: sus molesto síntomas atacan hasta al 21'5 % de los españoles.

Cuando todavía no ha entrado el calor y vamos sacando la ropa de más abrigo de los armarios corremos el riesgo de resfriarnos si vamos muy confiados. Las ganas de sol y calor pueden más que el sentido común en muchas ocasiones, y los resfriados también están a la orden del día.

Con unos síntomas parecidos, debemos aprender a distinguir los resfriados de la alergia primaveral, ya que su tratamiento es muy distinto. a continuación te damos las claves para que sepas si sufres un episodio alérgico o un pequeño catarro.

Resfriado: protégete contra el frío

Cold

El resfriado o catarro es una de las enfermedades más típicas de los meses de invierno y primavera. Su origen es vírico, es altamente contagiosa, y afecta al tracto respiratorio superior. Sus síntomas diferenciales frente a la alergia son fiebre ocasional, tos, dolores musculares, sensación de congestión en los ojos y mucosidad amarilla.

Una característica del resfriado que nos puede ayudar a distinguirlo de una alergia es su duración: el resfriado aparece de forma progresiva, y suele quedarse con nosotros durante una semana o diez días. Otro signo distintivo es la cantidad de estornudos que emitimos: si el número de estornudos encadenados es inferior a cinco es muy posible que suframos un resfriado.

Algunos consejos para prevenir el resfriado son:

  • Utilizar la ropa adecuada: tanto en nuestro trabajo como al hacer deporte.
  • Cuidado con los cambios de temperatura: en esta época todavía pasamos de interiores con la calefacción en pleno funcionamiento, a salir a la calle donde aún hace frío.
  • Lleva una alimentación correcta: alimentos ricos en vitamina A, B y C pueden ayudarnos a prevenir los catarros. Incluye en tus platos algunos cítricos, verduras, legumbres y cereales integrales.
  • Mantente bien hidratado: para mantener tus órganos en un estado óptimo frente a situaciones climatológicas adversas.
  • Sé optimista: podemos reforzar nuestro cuerpo pensando en positivo, ya que existe una fuerte conexión entre el cerebro y nuestro sistema inmunológico.

Alergias en primavera

Abeja

El origen de las alergias es muy diferente del de los catarros o resfriados: mientras que éstos tienen un origen vírico, las alergia son una respuesta del sistema inmunológico ante un alérgeno. Son frecuentes en primavera, época de polinización de las flores, pero también debemos prestarles la atención que merecen en invierno.

Entre los signos diferenciales de la alergia se encuentran el picor de ojos y nariz, la segregación de mucosidad o goteo nasal transparente y un constante lagrimeo. La alergia no aparece de forma progresiva, sino que surge repentinamente y pasa en cuestión de horas (en cuanto dejamos de exponernos al agente alérgeno). Un signo inequívoco de una alergia suele ser encadenar muchos estornudos seguidos (más de cinco).

El tipo más extendido de alergia es la rinitis alérgica estacional, comúnmente conocida como alergia al polen. Para minimizar sus síntomas, como la molesta inflamación de la mucosa nasal, párpados y ojos, debemos evitar exponernos al alérgeno, cuidar nuestra alimentación incluyendo buenas cantidades de zinc y vitamina C, y practicar ejercicio físico de forma habitual.

Algunos antihistamínicos naturales que pueden ayudarnos a sobrellevar mejor la alergia son el yogur (cargado de lactobacilus, bífidus y acidophilus, que refuerzan nuestro sistema inmunitario), los rábanos (que colaboran a evitar el exceso de mucosidad), o el Omega 3.

Alergias también en invierno

Invierno

Pero las alergias no son algo exclusivo de la primavera: en invierno también podemos sufrirlas debido a una serie de factores ambientales que podemos minimizar:

  • Renovación del aire: en invierno generalmente nos encontramos en espacios cerrados y con calor, debido al constante uso de las calefacciones. Esto hace propenso el ambiente para el desarrollo de ácaros, hongos y moho.
  • Los cambios de temperatura también pueden propiciar el desarrollo de rinitis alérgica.
  • El uso de calefacciones también propicia la sequedad ambiental: si usamos humidificadores crearemos un entorno ideal para el desarrollo de alérgenos, de modo que limita su uso a lo imprescindible.
  • Vigila le ventilación e higiene de tu hogar.
  • Acude a tu médico para un diagnóstico acertado y un tratamiento efectivo

    Si estamos dudando y no sabemos si sufrimos una alergia o un resfriado, lo mejor es acudir a nuestro médico para realizar las pruebas pertinentes y obtener consejo profesional. Con el Plan de vida saludable de DKV Seguros no sólo conseguiremos un diagnóstico acertado, sino que además nos ofrecerán unos planes de prevención personalizados a través de los cuales podremos ganar en salud.

    La prevención de factores de riesgo a través de programas personalizados como los que ofrece DKV Seguros nos ayudará a saber cuidarnos y a ganar en salud y en calidad de vida.

    En el Espacio Cuídate Mucho:

    Más información | Espacio Cuidate Mucho Imágenes | Mcfarlandmo, William Brawley, Tracywollery y Philippe Put en Flickr

    Publicidad

    También te puede gustar

    Ver más artículos