Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Vitónica.com

El equilibrio físico y el equilibrio mental

1 comentario

Paseando por el parque

Nuestro estilo de vida actual, cargado de presiones y de tensiones, tiene un impacto muy alto sobre nuestra salud física y mental, afectando también a las personas en su equilibrio emocional.

Algunos se han acostumbrado a mantener tal estado de estrés y de tensión, que ni se plantean siquiera la posibilidad de poder hacer actividades que les permitan soltar lastre. Otros, en cambio, anhelan evadirse de la rutina pero, si algo caracteriza la época en la que nos ha tocado vivir, es el que todo ocurre con demasiada celeridad, lo que impide que nos podamos adaptar a su ritmo. Entonces es cuando nuestro ajuste se resiente generando, incluso, agitación y sentimientos de angustia e inseguridad.

Relax

Darle al cuerpo la importancia que tiene

Hay que darle al cuerpo la importancia que tiene procurando sacudirnos de encima el sedentarismo. Esto significa una alimentación sana, espacio para el ejercicio físico (procurando caminar, nadar, bailar o practicar yoga), una adecuada atención estética y tiempo para la relajación y el descanso porque, aunque a veces no notemos el cansancio, está ahí, latente, y basta con que disminuyamos un poco el ritmo para que lo sintamos.

Corriendo con el perro

Sin embargo, se nos hace muy cuesta arriba conseguir satisfacer todas estas necesidades. Comemos en diez minutos, de pie o sobre nuestra mesa de trabajo, y nos parece que no podemos permitirnos soñar ni descansar lo suficiente por miedo a dar mala imagen. Tendríamos que procurar ver las cosas con más perspectiva porque nuestro cuerpo se siente frustrado, agredido, y va acumulando tensiones. Cada vez es más frecuente enfermar cuando estamos de vacaciones. Se trata de una reacción normal del cuerpo que, por fin, se permite liberar las tensiones acumuladas.

Leyendo

Tiempo que dedicamos al sueño y al descanso

Vale la pena detenerse un poco y ver qué tiempo le damos al descanso. Los beneficios de dedicar unos pocos minutos diarios a la relajación o a la meditación, desconectando de las responsabilidades, son inmensos. El cuerpo también necesita el sueño reparador que le proporciona la noche. Mientras dormimos, aunque no nos demos cuenta, se está efectuando un intenso trabajo tanto en nuestro cuerpo como en nuestro espíritu. El sueño es necesario para el equilibrio mental, físico y emocional.

Risas

Trucos para ejercitar nuestro equilibrio físico y mental

  • Relajarse y cerrar los ojos, soñar que estamos en un lugar agradable, dejándonos invadir por un sentimiento de paz y tranquilidad.
  • No permitir que los pensamiento negativos puedan con nosotros
  • Disfrutar de cada cosa a su tiempo
  • Hacer un poco de ejercicio, nos ayudará a reducir la ansiedad
  • La práctica de un pasatiempo, además de mantener nuestro cerebro ocupado, proporcionará equilibrio a nuestras vidas
  • Plantearnos metas a corto plazo, y cumplirlas porque eso nos proporcionará confianza en nosotros mismos y satisfacción
  • Ayudar a los demás nos hará sentirnos mejor y más equilibrados.
  • Aprendamos a cuidarnos comiendo bien, dando un buen paseo, leyendo un buen libro, etc.
  • Hablar, comentar nuestros problemas, eso nos ayudará de soltar tensiones.
  • Para mantenernos sanos y equilibrados no hay nada mejor que un poco de sentido del humor.

Así que ya sabes: “Mens sana in corpore sano”, esforzándonos por no vivir en el exceso ni en la frustración sino procurando mantenernos en equilibrio con nosotros mismos, creyendo firmemente que todo lo que hacemos por nuestro cuerpo y por nuestra mente es porque , como reza el famoso claim publicitario, “nosotros lo valemos”

Fotos | Marck Jerland, Public Domain Photos, Lululemon atlética, Ryan Hyde, Lauren Hammond, Rachel Calamusa

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    !
    benf | 2 estrellas

    A mi me va bien intentar no acostarte alterado, si no leer o escuchar música, algo muy relajado para dejar que el sueño vaya entrando. Sobre todo cuando tengo días de mucho estrés por el trabajo