Y la multa llegó a Power Balance, 15.000 euros por publicidad engañosa.

Síguenos

power.jpg

Nuestro compañero Sergio Parra de Genciencia nos ha hecho llegar la noticia, lo que se olía desde hace tiempo. Multan a Power Balance por publicidad engañosa. Todos hemos visto últimamente a alguien que ha llevado esta pulsera y ha intentado convencernos de su milagroso efecto.

La hemos visto en todo tipo de personas, pero lo más problemático es que hemos podido verlo incluso en importantes personajes públicos como la mismísima ministra de sanidad Leire Pajín Esperanza Aguirre y un largo etcétera.

La Junta de Andalucía es la que ha impuesta una sanción de 15.000 euros por publicidad engañosa. Y es que la marca afirma que las pulseras “contienen un holograma que tiene almacenadas frecuencias que reaccionan positivamente con el campo de energía natural de su cuerpo para mejorar el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad”.

Fue la asociación de consumidores Facua la que interpuso la demanda, y a quienes la sanción impuesta les parece ridícula. Y no es para menos, la multa solo le supone a la compañía la venta de 428 pulseras, habiendo vendido solo en España más de 300.000, a un precio de entre 35 y 42 euros.

Personal de Facua, en concreto Rubén Sánchez, afirmaba que

es una vergüenza y dice mucho de cómo se actúa en materia de protección del consumidor. Da igual la magnitud del fraude que la multa que se impone es de tienda de barrio. Ayer mismo compramos una Power Balance y en la etiqueta sigue poniendo lo mismo, que mejora el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad. La ley prevé que en función de la magnitud de la infracción se retire toda la mercancía, no se entiende que las autoridades no lo hagan.

La asociación de consumidores Facua ha interpuesto más denuncias, 14 en total. una denuncia por cada marca diferente de estas pulseras “milagrosas”.

La fundamentación del funcionamiento del producto se basa en unas simples e inespecíficas pruebas de equilibrio. No obstante la ciencia ya dejó clara su ineficacia mediante un estudio que se realizó en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Madrid.

Via | Genciencia
Via | El País

Imagen | El País

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios