El aceite de oliva congelado, ¿tiene o no las mismas propiedades?

Sigue a Vitónica

aceite-de-oliva.jpg

El aceite de oliva es un alimento esencial de la dieta mediterránea, tanto que en casi todos los platos que componen esta dieta está presente como un contenedor de ácidos grasos esenciales como el omega-3. Es un alimento cardio saludable que proviene de una materia prima totalmente natural, loas olivas. A causa de esta naturalidad el aceite de oliva presenta cambios propios de los alimentos, como la solidificación frente a las bajas temperaturas, un fenómeno que muchas personas achacan a la mala calidad del mismo y que nosotros queremos demostrar como algo totalmente normal.

Seguro que en más de una ocasión hemos visto en una botella de aceite de oliva conservada en un lugar frío una serie de manchas amarillentas o verdosas. Se trata de trozos solidificados de aceite que a causa de las bajas temperaturas se ha solidificado. Esto, como decíamos anteriormente se debe a que es una sustancia totalmente natural que como todas tiene una serie de cambios físicos cuando la temperatura varía, pues el aceite de oliva es sensible al frío y al calor y así se demuestra, lo que no quiere decir que por enfriarse sea malo o pierda sus cualidades.

Antes de nada debemos tener presente la temperatura a la que el aceite se congela o se solidifica. El aceite está formado en casi su totalidad por ácido oleico que comienza a espesarse a los cuatro grados centígrados, y a partir de cero grados aparecerán en el aceite una especie de grumos o motas que demuestran la solidificación de éste. Este proceso es totalmente natural, por lo que no afecta al buen estado del aceite de oliva, ya que seguirá manteniendo sus propiedades tales como el aporte de ácidos grasos esenciales omega-3 y otros que nos servirán para mantener una buena salud. A pesar de todo, la congelación sí afectará a otros aspectos de este alimento, pues no hay que olvidar que la congelación es un cambio de estado de esta sustancia.

Como hemos visto en otras ocasiones, el aceite contiene vitaminas además de los ácidos grasos pertinentes que son los que lo dotan de sus virtudes. En este caso el aceite de oliva tiene una serie de vitaminas que nos ayudarán a mejorar la salud, pero al cambiar el estado algunas vitaminas como la E, presente en grandes cantidades, puede destruirse con los cambios de estado. Es cierto que al calentarse se acaba con ella mucho más rápido, en la congelación son muchas las cantidades de esta vitamina que se destruyen. A pesar de todo las propiedades del aceite de oliva apenas se alteran, y no deja de tener los mismos efectos en nuestro organismo y de aguantar las altas temperaturas a la hora de someterlo al calor de la cocina. Por ello el aceite de oliva es una de las mejores opciones para mantener una dieta sana y equilibrada.

Imagen | contracox

En Vitonica | Diferencias nutricionales entre el aceite de oliva y aceite de girasol
En Vitonica | ¿Sólo existe el aceite de oliva?
En Vitonica | Consejos para freir con aceite de oliva

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios