La grasa beige y su efecto quemagrasa

Sigue a Vitónica

barriga

Siguen los estudios en relación al tipo de grasa y cómo esta puede activarse para quemar más grasa. Parece algo redundante, pero supongamos que hay varios tipos de grasa y uno de estos tipos tiene más capacidad para quemarse y desaparecer más rápidamente. Entonces preferiríamos esta grasa, ¿no?. La han bautizado como grasa beige en un estudio que recoge la revista Cell, llevado a cabo por Bruce Spiegelman, del Dana Faber Cancer Institute.

Hace nada menos que cuatro años hicimos un post sobre la grasa marrón y su efecto quemagrasa. Creíamos que este tipo de grasa solo la tenían los bebés, pero también estaba en los adultos. Se diferencia de la grasa blanca o “michelines” al tener mayor disposición a ser quemada. Ahora resulta que esta grasa marrón no es exactamente igual a la de los bebés y ha pasado a denominarse grasa beige, que tiene la peculiaridad de activarse fácilmente y ser un tejido metabólicamente más activo, haciendo que se queme más cantidad de grasa. Digamos que es una grasa buena (o menos mala).

La ventaja de esta grasa es que se puede activar de forma más simple que la normal, lo que abre puertas a la lucha contra la obesidad (que no quiere decir que estemos ante un milagro). La clave está ante la gran cantidad de mitocondrias que tiene, digamos que se rodea de “hornos” para quemarse más fácilmente.

Como hemos dicho, no se trata de obrar milagros, pero parece ser que la creación de grasa beige se puede inducir y activar por factores como el frío u hormonas. Exponerse al frío no parece una opción muy lógica para activar el tejido, pero sí lo es estudiar las hormonas que facilitan esa grasa beige. Una de esas hormonas es la irisina, muy relacionada con la actividad física (otra razón más para hacer ejercicio, al menos tendremos grasa buena y con más capacidad de quemarse que la blanca).

Te puedes estar preguntando cómo una molécula como la irisina hace que la grasa se transforme en buena. Digamos que no la transforma, sino que dentro de los adipocitos hay células “latentes” y si está la irisina de por medio hace de llave para que esas células latentes pasen a grasa beige en lugar de grasa blanca.

No esperéis que mañana mismo aparezcan pastillas adelgazantes efectivas en la farmacia. Demostrar el efecto fisiológico de un tejido y aplicar tecnología para buscar remedios farmacológicos no es fácil. Lo que si ha quedado claro es que hacer ejercicio estimula la producción de grasa buena, otro beneficio más que podemos añadir a la lista. También puede ser una explicación razonable a como unas personas tienen mayor facilidad para perder masa grasa.

Más información | El País
En Vitónica | Alimentos con los que es imposible engordar
Imagen | Virginia Zuluaga

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios