Trucos para restar calorías a la comida basura

Sigue a

comida-basura.jpg

Habitualmente solemos comer fuera de casa, y muchos son los tipos de comida que nos encontramos en la mayoría de restaurantes a los que asistimos. Muchos de nosotros a la hora de comer elegimos la comida rápida que en casi todos los casos nos aporta infinidad de calorías. A pesar de todo podemos tomar medidas al respecto y restar calorías a los menús de comida rápida.

La mayoría de los menús de comida rápida se componen de hamburguesas, refresco y patatas fritas, todo un coctel de calorías y grasas saturadas que afectan a nuestro organismo y pueden hacer que corra peligro nuestra salud. Es importante que sepamos qué tipo de comida es y cómo tomar medidas para disminuir el número de calorías que nos llevamos a la boca.

Un menú medio de comida rápida contiene entorno a 2.200 calorías, más de la mitad de la cantidad diaria recomendada para cualquier persona. Si tenemos en cuenta el número de calorías que nos aportan comparándolo con el de nutrientes caemos en la cuenta de que es mejor no probar este tipo de comida. Aunque es cierto que es muy apetecible al paladar por su alto contenido graso, en torno a un cuarenta por ciento frente a un veinte por ciento de proteínas.

Con este panorama debemos tener muy en cuenta que si no nos queda más remedio que comer un menú de comida rápida debemos tomar algunas medidas de urgencia para restar calorías y grasa al plato que vamos a consumir. Simplemente sirve con llevar a cabo algunos trucos sencillos para mejorar nuestra alimentación, ya que cada vez son más los restaurantes de comida rápida que nos ofrecen opciones más saludables.

Una de las medidas que debemos tomar es elegir hamburguesas de pollo o de pescado que nos aportan muchas menos calorías que las de carne de ternera, concretamente casi un cincuenta por ciento menos de aporte calórico. Junto a esto debemos evitar elegir patatas fritas que sustituiremos por ensaladas o fruta que nonos aportarán calorías y nos darán infinidad de vitaminas.

En el caso de las bebidas que elegimos a la hora de comer nuestro menú de hamburguesas es importante que optemos por los refrescos sin azúcar, el agua, la cerveza sin alcohol o los zumos de frutas. De esta manera eliminamos unas cuantas calorías del menú. Otro punto que podemos controlar es el aporte calórico que nos brindan las salsas que utilizamos para aderezar la comida. Algunas como la mostaza o la mayonesa nos aportan altas cantidades de calorías, por ello es importante que optemos por algunas como el kétchup que apenas nos aportará dosis de calorías.

Imagen | ckforjc

En Vitonica | Dejar a un lado la comida basura. Propósito para el 2009
En Vitonica | Fast Food Nation: la nueva película sobre comida basura
En Vitonica | Análisis nutricional de un menú Big Mac

Deja un comentario

Ordenar por:

7 comentarios