Compartir
Publicidad

El arroz, también al dente

El arroz, también al dente
Guardar
3 Comentarios
Publicidad


Si estás buscando reducir el índice glucémico de los alimentos de manera de lograr que lo consumido nos sacie más y no eleve bruscamente la glucosa en sangre, lo mejor es consumir las pastas al dente y el arroz, también al dente, es decir, que esté cocido pero que ofrezca resistencia o que conserve su firmeza y necesite masticación.

No sólo necesitaremos masticar más con el arroz al dente, sino que además, al cuerpo le cuesta más su desmoronamiento, por ello, mantiene al aparato digestivo ocupado, y nosotros mientras tanto, no sentiremos hambre. Entonces, cocina unos 10-15 minutos el arroz y luego retiralo de la cocción y vuelca sobre él agua fría para que no siga el proceso de cocción.

De esta manera como haces con las pastas, logras un arroz al dente que no eleva la glucosa bruscamente porque tiene menor índice glucémico, y por ello, es un hidrato ideal para incluir cuando estamos en plan de adelgazamiento y además, es mejor para una comida previa al esfuerzo.

Imagen | Stevendepolo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos