Un clásico del otoño, las castañas

Sigue a

castanas.jpg

Uno de los productos estrella del otoño son las castañas. Se trata del fruto seco por excelencia de esta época del año, y muchos son los puntos donde nos encontramos un puesto de castañas asadas que representan el mejor aperitivo para combatir el frío que empieza a hacer en muchas zonas. Pero además debemos tener en cuenta la infinidad de beneficios que nos brindan.

Ante todo debemos tener en cuenta la estacionalidad de este fruto seco que se encuentra en todas partes en esta época y se consume de forma totalmente cruda, sin ningún aditivo ni nada parecido que altere sus propiedades. Es importante resaltar el alto aporte tanto mineral como vitamínico que nos brinda, por lo que su consumo es muy recomendable para todos nosotros, y más en una época en la que necesitamos unas dosis extra de fuerza para hacer frente a los rigores del tiempo.

Como todo fruto seco es conocida por sus altas dosis de hidratos de carbono de alta calidad, que nos aportan energía y fuerza para poder hacer frente a las diferentes actividades que nos encontramos a lo largo de la jornada. En este sentido la castaña es un alimento aliado para las personas que practicamos deporte. Por este motivo su consumo abusivo no está recomendado para aquellos que llevan una vida sedentaria, pues no van a quemar ese exceso de hidratos que acabarán convirtiendo en grasa.

Son un alimento rico en minerales como el hierro, que contienen en altas cantidades. Otros destacados que nos ayudan a mejorar la salud del organismo son el calcio y el fósforo, necesarios para mantener un esqueleto fuerte, al igual que unos músculos en perfectas condiciones. Hay que destacar que las castañas tienen mayores concentraciones de sodio y de potasio que cualquier otro fruto seco.

Son un gran aliado a la hora de metabolizar las grasas y las proteínas que ingerimos, ya que son una importante fuente de vitamina B2, necesaria en el proceso de asimilación de estos nutrientes. Por ello que sea un alimento recomendable para todos los deportistas. Además, esta vitamina interviene en el buen funcionamiento de la piel, los ojos, el corazón… Hay que destacar su alto contenido en vitamina PP, necesaria para el desarrollo del organismo a todos los niveles.

A todas estas cualidades les debemos sumar su bajo aporte graso en comparación con otros frutos secos. Es por ello que las castañas son un alimento completo que podemos llevarnos a la boca en cualquier momento para recargar pilas y mejorar nuestra salud. No debemos olvidar que desde antiguo se llevan consumiendo por el ser humano, y durante muchos años fue un alimento fundamental en la dieta de toda persona.

Imagen | ettina82

En Vitonica | Época de castañas, el fruto seco sin grasa perfecto para el deportista
En Vitonica | A por los hidratos de carbono
En Vitonica | Frutos de invierno, la importancia de fortalecer nuestro cuerpo frente al frío

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios