Dedo en martillo, qué es y como ponerle remedio

Sigue a Vitónica

manos1.jpg

Los dedos son una parte del cuerpo que interviene en numerosos deportes que solemos llevar a cabo como el baloncesto, el balonmano, el rugby… En todos ellos la fuerza de las manos, y en especial de sus extremidades, los dedos, es algo esencial, y por ello debemos mantenerlos en plena forma. El problema radica en que muchas veces, al tratarse de una parte delicada del cuerpo, solemos lesionarnos los dedos llegando a desarrollar el conocido como dedo en martillo.

El dedo en martillo es una lesión en la punta del dedo provocada por un golpe en esta parte. Normalmente se produce por una fractura en el hueso de esta zona o por una lesión en los tendones que recorren el dedo. Esto produce dolor en la zona, seguido de hinchazón, que provoca la imposibilidad de enderezar el dedo por completo.

Los dedos son una parte delicada del cuerpo, ya que están formados por pequeños huesecillos que son los que deben soportar la fuerza de la mano. Esta fragilidad es la que hace que sea muy fácil padecer una lesión en esta parte del cuerpo. Por ello debemos tener muy claro que la prevención es esencial a la hora de lograr llevar a cabo nuestro deporte preferido sin ningún contratiempo. Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que hay que controlar al máximo cada movimiento para no incurrir en un agarre fallido que sea el detonante de una lesión.

Calentar bien los dedos es una buena medida de prevención a la hora de padecer una lesión que nos genere un dedo en martillo. Es necesario que reparemos en todos y cada uno de los dedos de la mano cuando los calentemos, lo mismo que al estirarlos, puesto que el estiramiento debe ser otro paso esencial que nos llevará a lograr unos dedos ágiles y preparados para los varapalos que pueden recibir mientras llevamos a cabo la actividad.

El dedo en martillo se cura y no es una enfermedad crónica como muchas personas piensan, y es que al fin y al cabo es una lesión que se soluciona tomando las medidas pertinentes. El problema está cuando no le prestamos atención y seguimos realizando la actividad de forma normal sin curarlo. En este momento es cuando estamos desencadenando un mal que puede ir a peor y quedarse para siempre. Es ahora cuando el dedo en martillo se volverá crónico.

Para ponerle solución es necesario en primer lugar poner hielo para bajar la inflamación. Acudir al médico es esencial para que determine el tipo de lesión que tenemos y de esta manera adoptar el tratamiento adecuado, que bien puede ser basado en masajes y frío si la lesión es débil, o inmovilización total del dedo si es más grave y requiere una soldadura de hueso para solucionar del todo el problema. Es importante que tengamos esto en cuenta y no nos tomemos la solución a una lesión de estas características por nuestra cuenta, ya que el daño puede agravarse enormemente.

Imagen | ak_nemati

En Vitonica | Cuidado con el uso de tacones altos
En Vitonica | Gripmaster Pro, para fortalecer manos y dedos
En Vitonica | Unas manos fuertes para mejorar los entrenamientos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario