Los cinco enemigos populares del corredor

Sigue a

corredor-enemigos

Los corredores pueden ser víctimas de algunas lesiones o molestias provocadas por la misma actividad o factores asociados a ésta, por eso, hoy presentamos los cinco enemigos populares del corredor que hemos seleccionado por su alta frecuencia y por que la incomodidad que ocasionan pueden entorpecer el rendimiento. Ellos son:

  • Flato: es un dolor incómodo y molesto que se sitúa entre el diafragma, pecho y abdomen y suele entorpecer notablemente la respiración, pudiendo ser la causa de nuestro freno en medio de la carrera. Es muy frecuente su aparición, por ello, lo consideramos un enemigo popular del corredor. Podemos prevenir su desarrollo con un ritmo constante mientras corremos, así como alejando el esfuerzo de las comidas principales.
  • Ampollas: son una lesión cutánea frecuente en principiantes o al estrenar prendas deportivas. Pueden causar dolor y hasta úlceras, por ello, son un popular y notable enemigo. Debemos evitar los calcetines con costuras así como reducir la humedad en el pie y de igual manera, emplear calzado adecuado.
  • Calambres: son una tensión muscular dolorosa que se mantiene por determinado tiempo. Los más frecuentes se provocan en gemelos y obligan a detener el movimiento dejando después, una molestia que dificulta el rendimiento. Se pueden prevenir con una adecuada alimentación e hidratación, así como también realizando un buen calentamiento y estiramiento.
  • corredor-enemigo

  • Rozaduras: son una simple lesión cutánea que puede provocar dolor y muchas veces lastimar la zona afectada produciendo sangrado. Pueden limitar el movimiento y afectar el desempeño del corredor, por ello hoy las colocamos como un enemigo de este. Para prevenirlas debemos evitar camisetas y calcetines con costuras, y podemos usar bandas adhesivas para cubrir pezones o zonas potenciales a dañarse así como emplear vaselina para evitar el constante roce.
  • Tirones: son de aparición frecuente, provocan una sensación de estiramiento excesivo, dolor e incomodidad ante el movimiento. Debemos evitar su desarrollo con un calentamiento adecuado, entrenando la flexibilidad así como dejando a un lado el sobreentrenamiento y los movimientos bruscos.

Estos son a nuestro criterio, los cinco enemigos populares del corredor, porque son de alta frecuencia y pueden entorpecer notablemente la carrera.

Entonces, debemos alejarnos de los mismos adoptando medidas preventivas que impidan su efecto mientras corremos.

Imagen | Free photos of Spain y Fabio Mascarenhas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios