Sigue a Vitónica

atlet_madrid.jpg

Aún vas a muchos gimnasios y ves como los clientes se sorprenden y extrañan al ver en sesiones de acondicionamiento físico ejercicios de equilibrio, así como trabajo con superficies inestables: Fitball, Bosu, Disc y similares, llegando incluso de tacharlos de menos “cañeros” que los clásicos, seguramente por una incorrecta técnica de ejecución.

Sin embargo, el entrenamiento propioceptivo es ya casi una obligación en los mejores entrenadores personales, ya sean enfocados a la salud o al rendimiento y competición: Si bien hace unos meses hablábamos de la recuperación de Garbajosa, ahora ya son habituales las fotos y reportajes tanto en prensa diaria como en revistas del sector en la que podemos ver a los mejores deportistas y atletas entrenando en este línea.

Podemos definir propiocepción como un sentido de orientación interno sobre el que conocemos la posición y disponibilidad para el movimiento de nuestros músculos, para entendernos, gracias a la propiocepción es donde sabemos en qué posición se encuentran las partes de nuestro cuerpo estando “a ciegas”.

¿Y por qué debemos entrenar la propiocepción? Primero porque este sufre un gran deterioro en casos de lesiones, sobre todo de tipo articular. Es por ello por lo que parte del trabajo de rehabilitación irá siempre orientado en esta línea, con el objetivo fundamental de evitar nuevas lesiones.

Además, optimiza de forma espectacular el rendimiento de nuestra fuerza, equilibrio y coordinación, ahorrando esfuerzos innecesarios, además de una mayor habilidad en deportes que requieren, por ejemplo, estar pendientes de varios puntos (estáticos o en movimiento) a la vez: Tenis, fútbol, baloncesto…

Más información | La propiocepción – EFisioterapia
En Vitónica | Garbajosa se recupera con Bosu

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario