Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Antitranspirante por el día o por la noche? Desvelamos el misterio

¿Antitranspirante por el día o por la noche? Desvelamos el misterio
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

\"Concurso\"

Tweets por @RexonaESP
\"image\"

Existe una costumbre muy generalizada de aplicar el antitranspirante por la mañana, después de la ducha, pero ¿Es el mejor momento para hacerlo? Depende de qué resultados queramos obtener y de nuestras necesidades.

Hoy vamos a explicar en qué consisten los factores que hacen que sea mejor elegir el día o la noche.

Funciones del antitranspirante

La primera es la que todos conocemos y tenemos en mente cuando lo usamos, queremos oler bien y sentirnos cómodos durante todo el día.

En la piel se encuentran algunas bacterias responsables del olor corporal que aumentan en contacto con ambientes húmedos como el sudor, por eso los desodorantes contienen agentes antimicrobianos por un lado y por otro fragancias que proporcionan frescor y un aroma agradable.

Pero ¿Qué pasa si además queremos controlar el exceso de sudor? Entonces necesitamos contar con un antitranspirante, que incluye sales de aluminio como el clorhidrato de aluminio o el tetraclorohidrex de aluminio y zirconio.

Estas sustancias tapan temporalmente la parte superior de las glándulas sudoríparas reduciendo y controlando el sudor.

En la cama

Los antitranspirantes funcionan mejor de noche

Es necesario cambiar el chip, si queremos evitar el exceso de sudor durante todo el día tenemos que dejar que el antitranspirante actúe durante toda la noche.

Si lo aplicamos por la mañana, las sales de aluminio no tienen tiempo suficiente para llegar a las glándulas sudoríparas y bloquear la sudoración, por lo que es recomendable aplicar el desodorante antes de acostarnos sobre la axila limpia y seca.

Además debido al ritmo circadiano del cuerpo (conocido como reloj biológico interno) nuestra temperatura disminuye por la noche, las glándulas tienen menos actividad y nuestra piel se encuentra más receptiva.

Si usamos un antitranspirante fuerte su efecto se puede prolongar hasta 48 horas, aunque nos duchemos por la mañana. Igualmente si queremos continuar con nuestras costumbres, la primera hora del día también es un buen momento para volver a aplicarlo con el fin de reducir las posibles bacterias y perfumar la piel.

Siguiendo este proceso nos sentiremos más protegidos frente al exceso de sudor y las molestias que muchas veces conlleva.

¿Habéis probado ya a aplicar el antitranspirante antes de iros a dormir? ¿A qué funciona mejor?

En Espacio Rexona Maximum Protection:

Imágenes | Wikimedia | Helga Weber

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos