Algunos consejos para trabajar adecuadamente los abdominales inferiores

Sigue a Vitónica

abdominales inferiores.jpg

Lucir unos abdominales definidos y perfectos es una tarea difícil y todos queremos conseguirlos. Para ello nos matamos a realizar series interminables de ejercicios que en la mayoría de los casos no son efectivos y lo único que hacen es desgastarnos sin ofrecernos buenos resultados.

Es importante que nos concienciemos que los abdominales son un grupo muscular que tiene que ser trabajado en su totalidad. No existen diferentes tipos de abdominales, sino que todos son un grupo en sí mismo en el que podemos encontrar diferentes zonas de acción como la parte superior, la inferior, la lateral y la media. Es por esto que tenemos que aprender a concentrar los ejercicios para trabajar cada zona y realizar correctamente cada uno de ellos para obtener los mejores resultados.

Una de las zonas que peor entrenamos es la parte inferior de los abdominales, y es que muchas veces los ejercicios que llevamos a cabo no son todo lo efectivos que pensamos debido a que no los realizamos de forma correcta. En la mayoría de los casos trabajamos demasiado el psoas que es el que interviene en la mayoría de estos ejercicios en vez de la parte inferior abdominal.

Debemos tener en cuenta que los abdominales se ejercitan mucho mejor cuanto mayor es la contracción. El recorrido de los ejercicios no es importante, pues lo que realmente hace que trabajemos los músculos del abdomen es la concentración sobre ellos, y esta se consigue mediante movimientos pequeños muy centrados en la parte trabajada. Es por esto que la mayoría de ejercicios para la parte inferior están equivocados.

En los ejercicios para trabajar la zona baja del abdomen normalmente realizamos recorridos largos pensando que de esta manera estamos trabajando más, cuando realmente lo que conseguimos es forzar los psoas. Es primordial que concentremos el ejercicio y para ello el movimiento no tiene que ser largo. Podemos realizar ejercicios con las piernas dobladas hacia el pecho, intentando que las rodillas no sobrepasen la cadera. De esta manera llevaremos las rodillas hacia el pecho y estaremos concentrando el esfuerzo en la parte inferior.

Algo primordial es que nos concentremos en el ejercicio que estamos llevando a cabo. Tenemos que notar la presión de este ejercicio en la parte inferior del abdomen, justo por debajo del ombligo, y no por las ingles, ya que si esto es así algo estamos haciendo mal.

Esta sería la forma adecuada de entrenar la parte inferior, y tiene que ser la tónica que marque los ejercicios para esta zona. A partir de ahora tenemos que evitar los movimientos en los que las elevaciones de piernas sean la estrella, y es que en la mayoría de casos estamos trabajando con el psoas en vez de ejercitar los abdominales.

Imagen | Espalda.org

En Vitonica | Abdominales, orden que debemos seguir para obtener mejores resultados
En Vitonica | Posición final de abdominales
En Vitonica | Abdominales: mitos y errores
En Vitonica | ¿Qué hacemos mal al ejercitar nuestros abdominales?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios