Compartir
Publicidad

Beneficios de entrenar los abdominales con rodillo

Beneficios de entrenar los abdominales con rodillo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

En torno al trabajo abdominal existen infinidad de opiniones y de técnicas a la hora de fortalecer esta parte del cuerpo. Nosotros en Vitónica hemos hablado de muchas en infinidad de ocasiones, pero en esta ocasión lo que vamos a hacer es centrarnos en el uso del rodillo para trabajar la pared abdominal y lo efectos que tendrá en nosotros.

Aparentemente el rodillo es una pieza sencilla que no tiene más que un eje central con un pequeño rodamiento y una rueda que es la que gira y hace las veces de rueda a todos los efectos. Esta rueda es la que nos permitirá la realización del ejercicio y el movimiento en el que se va a involucrar a toda la pared abdominal, ya que se trata de un sinfín de beneficios para nuestro cuerpo.

En primer lugar debemos tener presente que el rodillo abdominal nos permitirá aislar totalmente la pared abdominal haciendo que sea esta parte la que trabaje al completo durante el desarrollo del ejercicio. Este aislamiento lo que hace es evitar la acción de piernas y brazos que suele estar presente en la mayoría de los ejercicios abdominales que conocemos y que restan intensidad y efectividad al ejercicio.

La inestabilidad a lo largo de todo el desarrollo del ejercicio es otro punto a tener en cuenta, y es que lo que conseguiremos será estabilizarnos a través de la acción de los músculos del core, por lo que trabajaremos al máximo la pared abdominal, pues también con la estabilización estaremos incidiendo en ella.

Es un ejercicio para el que no es necesaria una destreza elevada, pues el movimiento a desarrollar es sencillo y lo puede hacer todo tipo de personas. Es cierto que al principio puede resultar complicado, pero en muy poco tiempo conseguiremos controlarlo al máximo y sacar todo el partido necesario para conseguir lo que andamos buscando.

Hay que tener en cuenta que con este tipo de trabajo abdominal la espalda apenas sufrirá daño, ya que no la forzaremos con la postura. Lo mismo pasará con otras partes como el psoas, ya que no estaremos forzándolo a lo largo del desarrollo del ejercicio como puede suceder en otros ejercicios abdominales en los que podemos hacernos daño.

Imagen | GYMWRAPS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos