Sigue a

El press de hombro militares muy conocido por todos los amantes del entrenamiento con pesas. Es un ejercicio muy tradicional y que se lleva incorporando en las rutinas de musculación desde hace muchísimos años. El objetivo principal es el trabajo del hombro, aunque también es necesario el trabajo del triceps para llevar a cabo la extensión del codo.

Pero hoy en Vitónica vamos a tratar de daros algunas consideraciones sobre este ejercicio, ya sea para aplicarlas, como para evitar ciertas otras que puede, y de hecho, comprometen nuestra salud.

Este ejercicio puede realizarse de varias formas diferentes. Existe la modalidad de realizarlo por delante, tras nuca, y al mismo tiempo, de pie o sentado. Cabe decir que cualquier ejercicio que se realice sentado va a tener una mayor carga sobre la columa lumbar, ya que solo existe un punto de apoyo que absorbe toda la carga axial, y es la columna lumbar. Al contrario, realizando este ejercicio de pie, la carga axial, la que viene desde arriba, se reparte esta vez entre ambas piernas, produciendo una menor presión sobre nuestra columna lumbar.

De cualquier forma, una de las consideraciones más importantes a aclarar en este artículo es que el press militar por delante no se trata de un ejercicio en el que se trabaje todo el hombro. Al contrario, estudios electromiográficos demuestran claramente el completo predominio del trabajo de la porción anterior del deltoides, seguida por la porción lateral, y por último, con casí sin ninguna relevancia la parte posterior del deltoides.

Si realizamos el ejercicio tras nuca, haremos que el trabajo incida más sobre los fascículos laterales del deltoides, y un poquito más sobre los fascículos posteriores, aunque no es significativo. Pero realizarlo tras nuca supone un riesgo añadido porque aumento de forma considerable la presión sobre la articulación del hombro, con una mayor probabilidad de lesión.

Otro aspecto muy importante es el recorrido del movimiento. Se suele descender la barra o las pesas por completo, independientemente de la carga. Se puede buscar un recorrido completo cuando se trabaja con no más del 70% de la repetición máxima. Pero en cuanto se exceda esta carga, se aconseja solo bajar hasta que nuestros brazos estén paralelos al suelo, formando un ángulo de 90º con el antebrazo.

También es digno de mención, que cuando se quiera entrenar la potencia en este ejercicio, los recorrido han de ser cortos, nunca bajar de los 90º.

Youtube | bilytron33

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios