Entrenar en dos veces el pecho para conseguir mejores resultados

Sigue a Vitónica

pecho

Una de las partes que más nos preocupa a la hora de entrenar es el pecho. Conseguir unos buenos pectorales es el objetivo de la gran mayoría, pero no siempre se logra este objetivo. Para ello en esta ocasión en Vitónica queremos recomendar la realización del entrenamiento pectoral en dos jornadas para mejorar los resultados.

Ante todo debemos tener presente que los pectorales son músculos grandes que necesitan un correcto entrenamiento para lograr un buena hipertrofia. Por ello es necesario que la manera de entrenarlos sea la adecuada. Nosotros en esta ocasión vamos a abogar por dividir la rutina en dos jornadas para notar mejores resultados.

Ante todo es importante que tengamos presente que este modo de entrenar lo que hará es conseguir que las fibras musculares estén mejor trabajadas, ya que al dividirlo en dos conseguiremos mantenerlas activas e incidiremos mucho más en su desarrollo. Eso sí, es importante descansar por lo menos tres días entre medias.

Cómo entrenar el pecho en dos jornadas

La manera de hacerlo será realizando un entrenamiento intenso en una jornada. Como si de un entrenamiento normal se tratara, lo que haremos será trabajar los músculos pectorales con los ejercicios adecuados a la jornada de entrenamiento en cuestión. Los ejercicios que llevaremos a cabo para ello serán los habituales y los realizaremos con la misma intensidad de siempre.

En la segunda sesión de entrenamiento lo que haremos será trabajar mucho más ligeramente el pectoral. Simplemente lo que realizaremos serán ejercicios más simples y con nuestro propio peso, como flexiones, dominadas de pectoral, aperturas… El objetivo sin más es mantener activa la musculatura pectoral y bombear así sangre a esta zona para lograr un mejor desarrollo.

Simplemente lo que conseguiremos con esta forma de entrenar es mantener la tensión por más tiempo en la zona del pectoral y lograr también conseguir un mayor desarrollo de la misma. Eso sí, no debemos forzar demasiado, simplemente la primera sesión de entrenamiento debe ser intensa, mientras que la segunda simplemente tiene que ser algo ligero para mantener tensión sin más. Es más, lo podemos hacer en la misma jornada en la que entrenemos otra parte del cuerpo.

Imagen | Mike Slichenmyer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios