Remo en barra fija, una buena forma de trabajar la espalda

Sigue a Vitónica

Cuando entrenamos la espalda solemos realizar siempre los mismos ejercicios y similares rutinas. Como hemos comentado en numerosas ocasiones, es importante que evitemos que el músculo se acostumbre a una serie de ejercicios, por eso debemos innovar, y una forma de hacerlo es incluir ejercicios que no se utilizan demasiado y que nos pueden dar muy buenos resultados. Un ejemplo de esto es el remo en barra fija.

La barra fija es una máquina que no se encuentra en todas las salas de musculación de los gimnasios, pero que podemos crearnos nosotros mismo. Se trata de una máquina con una barra anclada al suelo sobre la que colocaremos un peso y levantaremos a modo de remo con el dorsal.

Trabajar la espalda en este aparato es muy beneficioso para fortalecer la zona dorsal. Dependiendo del agarre que utilicemos incidiremos más en una parte o en otra, ya que si nos decantamos por uno cerrado se trabajará más la parte interna de la espalda. Si por el contrario elegimos uno más abierto incidiremos más en la zona externa del dorsal. Pero eso sí, debemos tener en cuenta la ejecución del ejercicio, ya que con esta máquina aislamos a la perfección el dorsal, pero siempre y cuando lo trabajemos correctamente.

Este ejercicio no es para nada apto para principiantes, ya que para realizarlo debemos tener un perfecto control de la postura y de nuestro cuerpo. Ante todo el dorsal debe ser el que aguante todo el empuje del ejercicio, y por ello debemos mantener una buena postura. La forma de realizar bien el ejercicio será colocarnos de frente, con las rodillas flexionadas, la espalda recta, el pecho sacado hacia delante y el trasero hacia atrás. En esta postura agarraremos la máquina y levantaremos el peso manteniendo la postura.

A lo largo de todo el ejercicio la única parte que debe moverse son los brazos, pero de una forma un tanto especial, ya que debemos comenzar con ellos estirados hacia abajo asiendo los agarres, y tenesmo que elevarlos hacia la espalda a la altura de la cintura y pegando el brazo al tronco. Debemos doblar el codo para conseguir concentrar todo el empuje en la parte dorsal, pues tenemos que evitar que sean los brazos los que aguanten la fuerza del ejercicio.

Es importante que lo realicemos bien, manteniendo siempre la postura correcta y aislando al máximo. Por este motivo hay que evitar cargar demasiado el peso, ya que las malas posturas pueden acabar por dañar la zona lumbar que es donde se concentrará todo el peso. Si no disponemos de esta máquina en nuestro gimnasio podemos hacerlo con la ayuda de una barra larga y un compañero que mantendrá una punta fija al suelo y en la otra colocaremos el peso y con un agarre cerrado llevaremos a cabo el ejercicio.

Video | Youtube/ jfsalamanca

En Vitonica | Trabajar dorsal con el remo en multipower
En Vitonica | La natación y los problemas de espalda (II) / Hipercifosis dorsal
En Vitonica | Las dominadas, un ejercicio fundamental para una espalda fuerte

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario