Un solo ejercicio para trabajar los dorsales y los abdominales a la vez

Síguenos


Casi siempre solemos trabajar un solo grupo muscular cuando entrenamos, y es que la mayoría de los ejercicios están ideados para tocar una sola parte del cuerpo principalmente y otras en segundo término. Para solucionar esto vamos a proponer un ejercicio con el que trabajaremos dos partes del cuerpo a la vez, la zona dorsal y los abdominales. Se trata de un ejercicio combinado para personas que controlan ambas partes del cuerpo y ya tienen un cierto nivel en los entrenamientos.

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitamos una columna o una escalera donde se suelen realizar los dorsales, ya que el desarrollo de este ejercicio es idéntico a hacer dominadas de dorsal con nuestro propio peso, lo que pasa que en este caso vamos a introducir un movimiento más que incidirá sobre nuestros abdominales. Por ello es necesario un control sobre el cuerpo, ya que es fundamental hacerlo bien, pues si lo hacemos mal corremos el riesgo de lesionarnos.

Para su ejecución partiremos de la postura habitual de las dominadas, es decir, colocados con los brazos abiertos agarrados a la máquina de dominadas, el cuerpo colgando por su propio peso, que es el que tenemos que levantar. El agarre debe ser de modo que las palmas de las manos queden mirando hacia afuera. En esta postura elevaremos todo nuestro peso con la fuerza de los dorsales y de los hombros en menor medida, pero lo singular de este ejercicio está en una vez hayamos llegado arriba del todo elevemos las piernas a tocar el pecho con las rodillas, de modo que los abdominales entren en acción y la zona dorsal aguante más tensión al contener la postura.

Para llevar a cabo este ejercicio realizaremos o intentaremos realizar cuatro series de diez repeticiones cada una. Esto es a lo que debemos aspirar, ya que al principio y hasta que el cuerpo se acostumbre nos costara llegar a completar toda la serie. Con este ejercicio incidiremos directamente en la parte externa de los músculos dorsales que se encuentran en la espalda, y en la pared abdominal al completo, aunque la zona que llevará la mayor tensión será la inferior, que es la que más incidirá a la hora de elevar las piernas. Es importante que este movimiento de elevación de piernas lo hagamos con cuidado, ya que entra en acción el psoas y puede lastimarse si no tenemos cuidado. A pesar de que nos cueste al principio debemos seguir haciéndolo, pues poco a poco lograremos mejorar y fortalecer ambas zonas a la vez.

Video | Youtube/MultiMusculo

En Vitonica | Riesgos de hacer abdominales suspendidos
En Vitonica | Un truco para ganar fuerza en la zona dorsal y poder realizar las dominadas sin problemas
En Vitonica | El pullover es para trabajar pecho o para dorsal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios