Uve abdominal con pelota suiza

Síguenos

En Vitónica hemos hablado muchas veces de los diferentes usos que se le pueden dar a la pelota suiza, y es que las variantes que nos ofrece este aparato son múltiples y complican mucho más los ejercicios convencionales, ya que requieren un control superior del cuerpo durante todo el desarrollo del ejercicio. En el terreno de los abdominales la pelota suiza es muy apreciada. Nosotros en esta ocasión nos vamos a detener en un ejercicio diferente a la hora de hacer abdominales con pelota suiza, se trata de utilizarla como medio para ejercitar el abdomen mediante la elevación de la misma.

Para la realización de este ejercicio necesitaremos simplemente una pelota suiza, sin más, que nos servirá de medio y motivo del ejercicio que nos va a ocupar. Junto a la pelota lo que tendremos que conseguir es una esterilla sobre la que recostarnos, ya que todo el desarrollo del mismo será en el suelo. No hay que olvidar que nuestro cuerpo será el motor del ejercicio y sobre todo hay que tener en cuenta que la coordinación, ya que todo el ejercicio se va basar en esta, concretamente en un movimiento que vamos a realizar acompasando piernas y brazos.

Antes de nada debemos tener presente que este ejercicio, al requerir de mucha concentración, es necesario que ya tengamos una base previa que nos facilitará al máximo la ejecución del mismo, pues mientras nos concentramos en el movimiento de la pelota suiza, debemos hacerlo también en la pared abdominal que es la que debe ejercitarse con este ejercicio. Para ello hay que evitar desviar parte de la tensión a otras partes del cuerpo como las cervicales o la parte lumbar, que acabarán por doler si no realizamos el ejercicio de la manera adecuada.

El método

Para comenzar lo que haremos será tumbarnos boca arriba sobre la esterilla, de modo que toda la espalda quede apoyada relajada sobre el suelo. La pelota suiza la sujetaremos con las manos que estiraremos hacia atrás, quedando por encima de la cabeza, de modo que la pelota quede apoyada en el suelo, los brazos estirados y abiertos agarrando la pelota, y las piernas igual, abiertas y estiradas, pegadas al suelo. Este será el punto de inicio de nuestro ejercicio. Toda la fuerza y atención deberá estar puesta sobre el abdomen, que es la parte que va a actuar durante todo el ejercicio.

Partiendo de la postura inicial elevaremos las piernas, manteniéndolas abiertas, y los brazos sujetando la pelota suiza, hacia arriba, de modo que se encuentren las piernas y los brazos arriba del todo y la pelota suiza pase de los brazos a las piernas, que serán las que la sujetarán. Una vez hayamos cambiado la pelota de lugar bajaremos las piernas hasta tocar el suelo a la vez que bajamos los brazos abiertos. Repetiremos nuevamente este movimiento intercambiando de nuevo la pelota delas piernas a los brazos y así sucesivamente hasta completar unas veinte o veinticinco repeticiones.

Es muy importante que tengamos en cuenta la correcta realización de este ejercicio concentrándonos en cada movimiento y sobre todo en la parte abdominal. Es cierto que al principio debemos familiarizarnos con la ejecución de los movimientos con la pelota suiza, pero poco a poco, a medida que nos vayamos acostumbrando conseguiremos concentrar más la tensión en el abdomen y lograr de este modo unos resultados mucho mejores y un entrenamiento más productivo.

Video | Alex Garcia

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario