El uso de aletas en la piscina para mejorar la técnica

Sigue a Vitónica

aletas natación

Seguro que alguna vez has visto a gente en la piscina nadando con aletas y te has preguntado para qué sirve exactamente o cómo mejoran las aletas el nado. Utilizar aletas en la piscina, además de divertido y variar el entrenamiento, nos dará sensaciones muy buenas para mejoar nuestro nado.

¿Cómo mejoran las aletas la técnica de nado?

Nadar con aletas en la piscina sirve sobre todo para mejorar la patada y aprender a colocar la cadera y las piernas en este movimiento. Va a ser un ejercicio de técnica de natación puro y duro más que de trabajo físico.

Primero se ha de tener una técnica básica de crol, es decir, que las aletas son para los ya iniciado y para hacerlo una-dos veces por semana (a no ser que se quieren coger por diversión). Muchos nadadores comienzan a utilizarlas cuando ya se estancan en sus ejercicios de patada o notan que quieren más velocidad.

Con ellas, al obtener mayor impulso en cada patada somos más conscientes de cómo debemos poner la cadera y hacer el movimiento de látigo del pie para obtener un mayor avance, digamos que las sensaciones se magnifican y seremos más conscientes de la técnica.

Ejercicios con aletas

Con las aletas vamos a mejorar mucho la sensación que tenemos con el agua a la hora de la patada, para ello podemos hacer varios ejercicios básicos: pies de crol, pies lateral, pies de espalda. Hay que tener en cuenta que en ninguno de los ejercicios las aletas deben sobresalir del agua y el movimiento debe ser fluido y continuo.

Cuando dominemos de forma básica el movimiento con las aletas podemos meter pies junto con la brazada, y nos daremos cuenta de la diferencia de velocidad en el nado, ahora mucho mayor, lo que nos ayudará a mejorar la posición hidrodinámica con una correcta colocación de espalda y mejor entrada y salida de brazos.

Para los que ya dominan bien la técnica con aletas un ejercicio duro e intenso es hacer patadas de crol en vertical con la intención de elevarnos la mayor posible. Aquí hay que tener una musculatura bien preparada para no sufrir calamabres o contracturas.

Diferentes tipos de aletas

Seguro que cuando vayas a comprar unas aletas te encuentras diferentes tipos, como con todo material deportivo. Con las aletas se juega con la longitud y la dureza. Si vas a empezar mejor elige una aleta no muy larga y blanda, para así no fatigar en exceso a tus músculos.

Las aletas largas y más duras, más propias del buceo, requieren de una considerable potencia muscular y más que mejorar nuestra técnica pueden hacer que nos lesionemos o que nos sea muy difícil conseguir buenas sensaciones dentro del agua.

Aleta doble

La aleta que ves en la imágen es un tanto pecualiar y en un principio os la muestro más por curiosidad que por otra cosa. Es una monoaleta y con ella se alcanzan velocidades considerables si se hacen patadas de mariposa fuertes y potentes.

En algunas piscinas hay aletas disponibles, lo que es una buena forma de iniciarnos en este tipo de ejercicios de técnica y valorar si queremos comprar unas aletas para nosotros, aunque este material no es que sea especialmente caro.

En Vitónica | Puntos para mejorar el nado a crol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios