Pilates y patologías lumbares

Síguenos

pilates634.jpg

Cuando hablamos del método Pilates ya no lo hacemos de un desconocido: En los últimos años el funcionamiento del mismo en gimnasios, instalaciones deportivas o incluso centros específicos ha sido el plato fuerte en gran parte de los programas de actividad física, abriendo los mismos a poblaciones que no tenían acceso por sus problemas (normalmente propios de la edad o trabajo).

Aúnque ojo: Cualquier actividad física mal desarrollado puede dar pie a lesiones y desgastes excesivos y el Pilates, a pesar de lo que se quiera vender, no es una excepción en este caso. Por lo tanto, si tienes problemas a nivel lumbar (hernias, protusiones, étc.) deberás evitar ciertos movimientos como:

  • Hiperextensiones lumbares así flexiones profundas de tronco, se producen en varios movimientos y no sólo del método Pilates. En el segundo caso, los primeros grados de extensión de tronco son los que llevan mayor tensión lumbar.
  • Extensión de cadera boca arriba (tendido supino), ya que arquea de sobremanera la zona lumbar (posición hiperlordótica).
  • Ejercicios de rodamiento en suelo (tipo Rolling back y similares) y los que carguen de sobremanera la zona lumbar.
  • Estirar piernas con la cadera en flexión (elevar las piernas sin doblarlas).
  • Recordad por último, que el ejercicio físico, sea el que sea, será bueno o malo en función de cómo se hace y no del método en sí. ¡Disfrutadlos!

    Deja un comentario

    Ordenar por:

    0 comentario