La importancia de la educación para inculcar en nuestros hijos hábitos saludables

Sigue a

padres.jpg

La educación es fundamental a la hora de conseguir una serie de hábitos de vida. Desde que somos pequeños la educación tiene un papel importante en nuestra vida, y por ello es necesario que sea la correcta. En el proceso educativo los padres tienen un papel importante. Su conducta y su forma de actuar en determinados momentos serán un claro referente en nosotros. Por ello en este post queremos detenernos en la importancia que tiene en nuestra conducta deportiva los buenos hábitos heredados de nuestros padres.

Es cierto que el ambiente en el que nos criamos o nos desenvolvemos juega un papel importante a la hora de adoptar una serie de hábitos en la vida. Por ello el ambiente en el que nos criamos será determinante a la hora de adoptar una serie de hábitos u otros. Lo mismo sucede con nuestras acciones saludables, y es que la gran mayoría de ellas se adoptan a lo largo de la infancia, y por ello queremos recomendar algunos puntos a tener en cuenta para servir de referencia para un buen desarrollo.

Educar en el deporte

En primer lugar es importante que dentro de la familia se realicen actividades grupales en las que los padres impliquen a sus hijos. Estas actividades lo que conseguirán será despertar la curiosidad y el interés de los hijos por el deporte y la vida sana. Este interés se fundamentará en los estímulos y las asociaciones que esa actividad familiar volcará en el hijo, y es que éste la asociará a un momento de diversión con sus padres. Por ello en vez de detestar el deporte le cogerá cariño y será una actividad agradable.

A esto hay que sumar que los padres, al inculcar en los hijos el amor por el deporte conseguirán que ellos le den prioridad en su vida y no lo vena nunca como una obligación. De este modo el deporte será una actividad habitual y cotidiana en la vida de estas personas, siendo algo totalmente normal. Esta normalización del deporte conseguirá que el deporte sea algo más que una actividad, sino simplemente se convierta en un estilo de vida.

Educar en los hábitos alimenticios

Pero no solo los padres deben educar a sus hijos en el deporte, sino que además es necesario que los eduquen en sus hábitos de alimentación. Educar el paladar desde la más tierna infancia es fundamental a la hora de acostumbrarlo a todos los sabores. Por lo normal en la infancia algunos alimentos se rechazan por su peculiar sabor. Esto es lo que pasa con las verduras, el pescado, las frutas… Los niños tienen más agudizado el gusto, por lo que estos alimentos muchas veces no son de su agrado, siendo más apreciados los que contienen más grasas y azúcares.

Es fundamental que los padres sepan educar a sus hijos y los acostumbren a ingerir todo tipo de alimentos. La costumbre conseguirá que los niños conviertan en familiares esos sabores y conseguir así que formen parte de su alimentación, convirtiéndola en mucho más equilibrada y saludable. Además, no debemos olvidar que los niños no aprenden, sino que imitan a sus padres, y si ellos aprecian unos hábitos saludables los copiaran e imitarán, consiguiendo de este modo que nuestros hijos sean mucho más sanos y se desarrollen mucho más sanos y mejor.

Imagen | Tonymadrid Photography

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios