La ingesta abusiva de té verde puede tener efectos negativos en la salud

Sigue a Vitónica

te-verde.jpg

El té es una de las bebidas estrella dentro de las infusiones, en concreto el té verde es uno de los más destacados, y es que a esta bebida se le atribuyen numerosas propiedades antioxidantes, además de ser un buen aliado a la hora de perder peso y mantener los kilos a raya. Pero lo que muchos no saben es que el té verde puede tener una serie de contraindicaciones que lo hacen un producto peligroso si abusamos de su ingesta. En esta ocasión queremos detenernos en estos inconvenientes.

Ante todo queremos dejar claro que las dosis al respecto no están estipuladas, por lo que en Vitónica vamos a recomendar no tomar más de una taza al día de té verde para evitar posibles excesos que nos causarán daños. Dentro de estos vamos a destacar uno que casi todos conocemos, y es la alteración del pulso y de nuestros nervios mediante la teína que nos aporta este tipo de té, y que contiene en cantidades elevadas. Este aporte de teína estimulará nuestro organismo, algo que puede ser perjudicial para personas hipertensas, enfermos del corazón, mujeres embarazadas…

Muchas son las personas que consumen té antes o después de las comidas porque creen que es digestivo o porque sirve como estimulante para evitar el sueño que entra después de haber ingerido alimento y tener el estómago lleno. Es cierto que la teína que contiene nos ayuda a mantenernos alerta, pero los efectos del té en el organismo no son para nada digestivos, es más en vez de ser beneficiosos para nosotros lo que sucede es que tiene una serie de componentes que dificultan la absorción del hierro que contienen los alimentos que hemos ingerido a la hora de comer. Por este motivo es más recomendable consumirlo entre horas para evitar este efecto del té verde. Después de las comidas es mejor tomar otras infusiones digestivas que nos harán mucho más efecto.

Si se supera la dosis de té verde podemos alterar nuestro estado de ánimo, y es que a este tipo de infusión se le achaca una relación directa con el aumento del estrés a causa de tratarse de una sustancia altamente estimulante. En el caso de personas que padecen enfermedades cardiacas, insomnio, epilepsia… es mejor prescindir de este tipo de té. Además, un abuso en la ingesta de té verde, mezclado con otra serie de medicamentos puede acarrearnos problemas hepáticos. Por este motivo es mejor prescindir de esta bebida si estamos siguiendo un tratamiento con medicamentos.

A pesar de todo, el té verde sigue siendo una bebida muy beneficiosa para el organismo, ya que contiene innumerables antioxidantes que nos ayudarán a prevenir la aparición de tumores, además de mejorar el estado general de los distintos órganos de nuestro cuerpo. Eso sí, es necesario que lo tomemos de manera moderada y con cabeza, pues su abuso no es nada recomendable.

Imagen | parisassoc

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios