Los problemas de usar laxantes y lavativas para depurar el organismo

Sigue a

baño

A medida que se acerca el verano son más los cuidados que llevamos a cabo para conseguir un cuerpo perfecto. Perder esos kilos de más que hemos ganado en el invierno es uno de los principales objetivos que perseguimos muchos de los que acudimos a entrenar a diario. Pero otros deciden recurrir a otra serie de medidas que no son nada recomendables, como por ejemplo el uso de sustancias y diferentes técnicas para aumentar la expulsión de heces. En este post queremos detenernos en este punto para ver los posibles problemas del uso de estas sustancias.

Muchas personas creen que el uso de este tipo de sustancias es la mejor manera de mantener nuestro cuerpo depurado y eliminar a través de las heces todo lo que nos sobra. Un claro ejemplo es el uso de laxantes y lavativas que nos ayudarán a evacuar las sustancias de desecho de nuestro cuerpo. En torno a este asunto existen muchos mitos que nosotros queremos desvelar en Vitónica, ya que los daños que podemos causarnos son elevados si no prestamos atención.

Es cierto que a través de las heces eliminamos muchas sustancias de desecho que genera nuestro cuerpo. Entre ellas debemos destacar las grasas, pues muchas en el proceso digestivo son arrastradas por la acción de la fibra, y eliminadas a través de los excrementos. Este proceso es el que hace a muchas personas intentar forzar la evacuación de las heces sin seguir el curso habitual de nuestro cuerpo. Esta práctica puede tener una serie de consecuencias, aunque antes vamos a detenernos en las técnicas más comunes para conseguirlo.

Los laxantes

En primer lugar nos vamos a detener en un clásico a la hora de aumentar el número de veces que acudimos al baño a defecar. Se trata de los laxantes. Estas sustancias lo que se encargan es de mejorar el movimiento intestinal y con ello la eliminación de las sustancias de desecho que se encuentran en ellos. Es una medida muy útil en estados de estreñimiento por determinados motivos que afectan a nuestra salud, pero no es recomendable su uso de manera habitual.

El uso habitual de laxantes para eliminar las sustancias de desecho de nuestro cuerpo es un peligro, ya que por norma general nuestro organismo tiene unos biorritmos que se cumplen más o menos a rajatabla y según los cuales las sustancias de desecho se eliminan del organismo sin ningún problema. Cuando utilizamos estas sustancias laxantes lo que hacemos es acelerar ese proceso de eliminación evitando que el organismo siga su curso. Es cierto que eliminamos más sustancias que de manera habitual, pero no solo nocivas, sino que además serán sustancias beneficiosas para el organismo, sobre todo minerales que se asimilan en los intestinos una vez se ha realizado la digestión en el estómago previamente.

Lavativas

Las lavativas son otros métodos usados por muchas personas a la hora de intentar mejorar la eliminación de residuos innecesarios en el organismo. Esta práctica para muchas personas es una de las mejores a la hora de perder unas tallas, ya que hacemos que los intestinos se limpien de cualquier tipo de residuo que queda en ellos. Pero esto tiene sus consecuencias, ya que no es un método natural en absoluto.

En primer lugar debemos tener presente que al introducir agua en el intestino estamos realizando una limpieza de manera agresiva, pudiendo dañar con ello la flora intestinal y haciendo de este modo que nuestro cuerpo sea más vulnerable ante los ataques sufridos del exterior. El malestar general y la descomposición, unida a la mala asimilación de los diferentes nutrientes pueden ser algunos de los resultados de una lavativa intestinal.

Desde luego que las mejores soluciones para conseguir eliminar las toxinas y las sustancias que nos sobran es seguir una vida sana y realizar técnicas naturales. La ingesta de fibra es fundamental a la hora de conseguir un buen tránsito intestinal y una regularidad a la hora de eliminar las heces de nuestro cuerpo. El deporte tampoco debe faltar, y es que éste nos ayudará a mantener los movimientos intestinales y con ello la eliminación de las sustancias sobrantes en el organismo.

Imagen | epSos.de

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios