Un ejercicio para fortalecer la mandíbula y aliviar tensiones

Síguenos

dientes1.jpg

Que el deporte y el trabajo muscular es algo recomendable para casi todo en nuestro organismo todos lo sabemos. El problema está cuando solamente nos centramos en unos determinados grupos musculares en detrimento de otros que no trabajamos ni ejercitamos. Este es el caso de la mandíbula y los músculos que la conforman. Por ello vamos a mostrar un ejercicio para trabajar esta zona, fortalecerla y eliminar tensiones en una parte que sufre mucho.

A lo largo de la jornada se acumula mucha tensión en la parte de las mandíbulas, tensión que cuando dormimos aparece y sale a la luz a la mañana siguiente en forma de dolor en la mandíbula. Este fenómeno es lo que se conoce como bruxismo, que hace que desgastemos nuestros dientes al mordérnoslos al cerrar con fuerza ambas mandíbulas. Por ello es importante que realicemos un ejercicio para eliminar tensión en la zona y ejercitar a la vez los músculos que la componen.

Para ejecutar este ejercicio simplemente necesitaremos nuestro cuerpo y nuestras manos. Para ello debemos sentarnos en una silla con la espalda recta y con las piernas relajadas en todo momento, ya que ellas no van a intervenir en esta actividad, sino que serán las manos las principales protagonistas junto a las mandíbulas. De este modo colocaremos las manos haciendo una forma de uve con los dedos índice y pulgar que colocaremos de la siguiente manera. El índice lo pondremos al final de la mandíbula inferior, justo debajo del lóbulo de la oreja, y el pulgar justo debajo de la barbilla, como si estuviésemos enmarcando la cara con las manos.

Esta será la postura inicial desde la que arrancará el ejercicio. Para su realización simplemente debemos ayudarnos con los dedos a echar la mandíbula hacia delante como si la fuésemos a desencajar de su sitio. El movimiento debe ser en todo momento suave y lento, de modo que notemos cada movimiento y los músculos de la cara intervengan, ya que las manos simplemente serán una ayuda, nunca moverán del todo la mandíbula. A la vez que adelantamos la mandíbula realizaremos movimientos es zig zag con la misma para enfatizar más en cada movimiento.

Lo ideal será realizar este ejercicio con unas ocho o diez repeticiones en cada serie para aliviar tensión. El momento de llevarlo a cabo sería la noche para aliviar las tensiones, pero por las mañanas también lo podemos hacer para descargar y estirar los posibles movimientos que hayamos realizado en la noche mientras dormimos. De este modo lograremos una mandíbula más sana y fuerte.

Imagen | Matt Stratton

En Vitonica | Efectos que tiene masticar chicle en nuestra mandíbula
En Vitonica | Consejos para relajar la musculatura antes de ir a la cama
En Vitonica | Efectos que el bruxismo puede tener en nuestra salud

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios