Síguenos

albóndigas


Las verduras de hoja poseen nutrientes muy importantes para el organismo y además, son un producto de temporada en esta época del año. Por eso, decidimos aprovechar una de ellas y elaborar una receta de Albóndigas de espinaca que por porción de 4 unidades aporta:

tabla

Ingredientes. (para 10-12 unidades)

400 gramos de espinaca cocida, 40 gramos de queso curado rallado, 3 cucharadas soperas de harina de trigo, 1 huevo, 1 cebolla pequeña, 1 taza de tomate triturado, 4 cucharadas soperas de pan rallado, sal, orégano y pimienta blanca en cantidades necesarias.

Preparación.

Triturar o picar finamente la espinaca ya cocida y dejar escurrir y enfriar. Una vez fría, mezclar la misma en un recipiente con el queso rallado, la harina y la clara de huevo. Unir todos los ingredientes y adicionar pimienta blanca, sólo una pizca.

En un recipiente aparte mezclar la yema de huevo con sal. Formar pequeñas albóndigas con la mezcla anterior y pasar por la yema batida con sal y después, cubrir con pan rallado. Colocamos cada albóndiga formada sobre una placa antiadherente o sobre una bandeja y llevamos al refrigerador por al menos 2 horas.

Elaboramos una salsa con la cebolla, el orégano y el tomate triturado y en una sarten diferente con apenas unas gotas de aceite, cocinamos las albóndigas hasta que estén doradas, después adicionamos a las mismas la salsa de tomate ya elaborada y dejamos cocinar por 5 minutos más. Servimos en caliente para disfrutar.

Para comer.

Son un excelente acompañamiento de carnes, aunque también pueden ser el plato principal de una cena liviana. Son completas nutricionalmente, ya que poseen hidratos complejos, proteínas de buena calidad derivadas del queso y el huevo y un porcentaje de grasa también proporcionado por estos alimentos.

Además, son ricas en fibra, vitaminas, minerales y tienen mucho sabor y color. Son ideales para elaborar junto a los niños y servir como pinchos para su consumo, o bien, para atraer a los más pequeños con estos bocaditos nutritivos de espinaca.

Son bajas en calorías, por eso, si las usamos como acompañamiento podemos servirlas junto a un arroz, pasta o bien, junto a carnes varias.

En Vitónica | Acelga y espinaca: estrellas del oroño
En VItónica | La estrategia de Popeye: espinaca para ser más fuerte
En Vitónica | Recetas vegetarianas: tortilla de espinacas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios